Siete militares, presos por abusos en Tlatlaya

De acuerdo con pesquisas, los soldados participaron en el enfrentamiento en Cuadrilla Nueva, comunidad de San Pedro Limón, donde murieron 22 presuntos delincuentes.
El lugar de los hechos está ubicado en este poblado mexiquense de alrededor de 3 mil habitantes que se llama San Pedro Limón, localizado en el municipio de Tlatlaya, a unas cuatro horas de la Ciudad de México.
Los hechos ocurrieron el pasado 30 de junio. (Jorge Carballo)

México

La Procuraduría General de la República cumplimentó una orden de aprehensión contra siete efectivos del Ejército mexicano que participaron el pasado 30 de junio en un enfrentamiento en Tlatlaya, Estado de México, donde perdieron la vida presuntos 22 delincuentes, algunos asesinados después de rendirse.

El juez cuarto de distrito en materia de procesos penales federales con residencia en Toluca, detalló que la PGR cumplió con el mandamiento judicial cerca de la medianoche del pasado 31 de octubre, como parte de la causa penal 81/2014 iniciada contra los soldados.

A los militares Alan Fuentes Guadarrama, Julio César Guerrero Cruz, Roberto Acevedo López, Samuel Torres López, Fernando Quintero Millán, Leo-bardo Hernández Leónides y al teniente Ezequiel Rodríguez Martínez (quien se encontraba al mando del grupo) se les imputa su probable responsabilidad en el delito de ejercicio indebido del servicio público.

Asimismo a Fernando Quintero Millán, Roberto Acevedo López y Leobardo Hernández Leónides se les atribuye también su presunta responsabilidad en la comisión del delito de abuso de autoridad, homicidio calificado en agravio de ocho personas y alteración ilícita del lugar y vestigios del hecho delictivo.

En tanto que al teniente Ezequiel Rodríguez Martínez también se le acusó de encubrimiento, en la hipótesis de no impedir la consumación de un delito.

De acuerdo con las investigaciones de la PGR, los militares participaron en el enfrentamiento en Cuadrilla Nueva, comunidad de San Pedro Limón, municipio de Tlatlaya.

Los siete inculpados quedaron a disposición del juez federal en reclusión en la prisión castrense adscrita a la primera región militar, en el Campo Militar 1-A, en el Distrito Federal.

El juez del Estado de México envió un exhorto al juez de distrito de procesos penales federales en la Ciudad de México en turno para que, en auxilio de las labores de este juzgado, recabe la declaración preparatoria y resuelva su situación jurídica de los soldados.

SE CONTRADICEN

El pasado 21 de octubre, la CNDH concluyó que en los hechos en Tlatlaya, 15 de los 22 civiles que se encontraban en una bodega fueron asesinados por elementos del Ejército.

A su vez, el 10 de octubre, en entrevista para MVS Radio, el titular de la PGR, Jesús Murillo, explicó que en un primer enfrentamiento la mayoría de los 22 presuntos delincuentes había muerto.

Sin embargo, agregó, al menos ocho habrían quedado vivos, mismos que fueron asesinados con sus propias armas por tres soldados, quienes ahora son acusados por homicidio "con agravante".

No obstante, el ombudsman nacional, Raúl Plascencia, puntualizó que la CNDH acreditó que "el día de los hechos se alteró la escena del crimen" por parte de los militares con la intención de simular que todas las muertes habían ocurrido en un contexto de enfrentamiento.

En la recomendación 51/2014 que envió a la Sedena, la CNDH subraya que "el uso de la fuerza letal fue injustificado, debido a que las víctimas, al encontrarse rendidas, sometidas y desarmadas, no representaban una amenaza al personal de las fuerzas armadas".

Claves

La sustitución

- En octubre del presente año la Sedena eligió al general de brigada diplomado de Estado Mayor José Ricardo Bárcena como nuevo comandante de la 22 Zona Militar en el Estado de México.

-Dicho regimiento es al que pertenecen los soldados acusados de dar muerte a 22 presuntos delincuentes en Tlatlaya; Bárcena sutituyó al general José Luis Sánchez.

- Días después, la Sedena designó nuevo subjefe administrativo y logístico del Estado Mayor de la Defensa Nacional al general de brigada del Estado Mayor David Córdova Campos, cargo que desempeñaba Bárcena.