Siembra de amapola con fines médicos, camino contra violencia en Guerrero: Astudillo

En entrevista con Carlos Puig, el gobernador de Guerrero dijo que mientras el estado siga siendo un productor de droga la violencia va a seguir.
El gobernador de Guerrero en entrevista para En 15.
El gobernador de Guerrero en entrevista para En 15.

Acapulco

El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, dijo estar a favor de que México plantee a la ONU la obtención del permiso para que el estado sea una de las regiones en las que se cultive amapola con fines médicos y esto ayude a reducir la violencia en la zona.

"El problema de Guerrero está radicado en la violencia y desde luego en la siembra de mariguana y en la amapola. En los estudios en seguridad, que no me invento yo, señalan que mientras Guerrero siga siendo un productor de droga la violencia va a seguir. Ahora la violencia está donde se siembra el producto. Como Guerrero y como la federación debemos encontrar un mecanismo para enfrentar estos hechos. Un asunto puede tener que ver con lo médico", dijo en entrevista con Carlos Puig para MILENIO Televisión.

¿Le gustaría que el gobierno planteara ser uno de los países autorizados en el mundo para la siembra de amapola con fines médicos?

"Se ha planteado, yo veo que se tiene que indagar. Hagamos algo piloto. Porque es una manera de que salgamos, en vez de que la gente esté escondida por cómo va a ser presionada por la delincuencia", dijo.

El gobernador de Guerrero consideró que la siembra de amapola con fines médicos "es una salida que puede alejarnos de la violencia y entonces tendríamos un contraste, ese es un camino para que la gente siga sembrando más café, más mango, porque Guerrero tiene mucha producción de otros productos".

Astudillo dijo que la principal diferencia desde que asumió el poder en el estado hace tres meses y medio que ahora existe gobierno y hay orden.

"No había gobierno y no había orden. Las instituciones estaban muy mermadas. No fue solo el interinato, que se utilizó para enfrentar el tema social que se descuidó en Guerrero. También durante el interinato se desatendieron otras cosas como obra pública, las cosas no funcionaron como debieran", dijo.

El gobernador de Guerrero reiteró su disposición para que en el estado se implemente un modelo de policía única, aunque reconoció que eso le generaría más responsabilidades y presiones al gobierno estatal.

Explicó que se trabaja en el marco local para que los municipios se sumen a su propuesta y en términos federales espera la aprobación en el Congreso de una reforma en ese sentido para crear esa policía.