Los sicarios fueron muy certeros y rápidos

Hasta el momento no se tienen personas detenidas por el triple crimen en la colonia Agua Azul.
En el lugar del crimen se encontraron 16 cartuchos percutidos.
En el lugar del crimen se encontraron 16 cartuchos percutidos. (Archivo )

León, Gto

Los dos hombres que ejecutaron a tres comensales de un puesto de mariscos en la colonia La Campiña el lunes por la tarde, fueron muy certeros; las víctimas solo presentaron impactos de bala en la cabeza y en el tórax. Aún no se sabe el móvil y no hay detenidos.

Las autoridades recogieron al menos 16 casquillos de arma de alto poder. No fue revelado el calibre. Confirmaron autoridades ministeriales este martes que el triple crimen fue realizado por dos hombres y que no llevaban los rostros cubiertos, uno de ellos al parecer usaba gorra.

Las víctimas ocupaban la mesa del fondo del puesto de mariscos ubicado precisamente en la avenida Olímpica y la calle Campos Otoñales, frente a la colonia Agua Azul.

Se precisó que las víctimas respondieron en vida al nombre de Jorge Flores Zamudio, de 43 años, y sus hijos Alexis Amadeus y Jorge Flores Aldana, de 19 y 22 años de edad respectivamente.

También personal del Ministerio Público confirmó que el papá y uno de sus hijos (el mayor) tenían antecedentes penales por el delito Contra La Salud Pública.

El año pasado, Jorge Flores Zamudio ya había sufrido una agresión a balazos de la cual sólo resultó herido de su barbilla, pero no denunció el hecho.

Las autoridades ya comenzaron con la búsqueda de información principalmente para identificar a los responsables de las tres muertes ocurridas este lunes.

Las tres ejecuciones ocurrieron a las 2:30 de la tarde del lunes en un par de minutos. Con la víctimas, estaba la esposa de Jorge Flores Zamudio, pero a ella no le dispararon.

Los agresores habrían huido en una camioneta de color oscuro la cual estacionaron frente al negocio de mariscos y ahí se presume que un tercer cómplice los esperaba para comenzar una huida.

 Aunque paramédicos llegaron al  lugar, nada pudieron hacer para salvar la vida de los tres hombres.

Elementos de la Policía Municipal acordonaron el lugar y cerraron la Avenida Olímpica frente a las colonias ya referidas. Hubo problemas viales desde el bulevar Morelos, por más de 3 horas.

Afuera del negocio de mariscos, policías hallaron un coche Jetta blanco propiedad de las personas que fueron asesinadas y también fue asegurada una moto.

Policías preventivos hicieron un operativo de búsqueda de los agresores pero no los localizaron.

El Secretario de Seguridad Pública Municipal, Francisco Javier Salazar Soni, acudió al lugar, se bajó de una camioneta, recibió información de los comandantes de policía y se retiró.