• Regístrate
Estás leyendo: En el sexenio, el Ejército ha destruido casi 172 mil armas
Comparte esta noticia
Viernes , 20.07.2018 / 10:01 Hoy

En el sexenio, el Ejército ha destruido casi 172 mil armas

Se trata de arsenal que ha sido decomisado al crimen organizado o al obtenido mediante los programas de canje, aclara la Sedena.

Publicidad
Publicidad

Ignacio Alzaga

En lo que va del sexenio, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) ha destruido más de 171 mil 900 armas de fuego de diferentes calibres que fueron arrebatadas a la delincuencia o entregadas por ciudadanos de manera voluntaria.

Esta cantidad permitiría dotar de dos armas a cada aficionado durante una asistencia con lleno total en el Estadio Azteca.

Al encabezar la ceremonia de destrucción de armamento en el Campo Militar número Uno, el subsecretario de la Sedena Gilberto Hernández Andreu destacó que las acciones de canje y decomiso han permitido reducir de forma significativa potenciales riesgos de violencia en calles y hogares.

Expuso que durante enero de 2017 han sido destruidas a escala nacional 23 mil 95 armas de fuego en diferentes ciudades.

Ayer se inutilizaron 3 mil 604 piezas en la Ciudad de México (y 12 mil 567 cargadores), acumulando 26 mil 699 en el país solo en el presente año.

De este total la mayoría fueron largas, con 14 mil 475; las más comunes son las denominadas cuerno de chivo (AK-47) y el fusil R-15.

El general Hernández Andreu dijo que mediante las operaciones contra la delincuencia y el programa de canje que impulsa el gobierno de la República, miles de armas que podrían afectar a los mexicanos “ya no están más en manos inexpertas ni de criminales”.

Manifestó que la Sedena continuará con este esfuerzo para reducir la violencia y la impunidad mediante el programa Nacional de Canje de Armas en coordinación con los diferentes ámbitos de gobierno.

“Todo ello impulsando campañas de difusión e incentivos para motivar a la ciudadanía a entregar voluntariamente las armas”.

El subsecretario indicó que la Defensa Nacional mantendrá el esfuerzo para contribuir efectivamente a lograr un México en paz, y resaltó que la entrega voluntaria de armamento muestra el compromiso de la población para generar un ambiente de seguridad y tranquilidad.

Sostuvo que por instrucciones del presidente Enrique Peña Nieto, el Ejército continuará apoyando a los órganos encargados de la seguridad del país.

“Esto mediante una política de Estado basada en la seguridad y la justicia, que alinee los programas sociales y acciones gubernamentales para reducir la violencia y abatimiento de la impunidad”.

La destrucción se realizó conforme a lo establecido en el Procedimiento Sistemático de Operar para el Control, Destrucción y Aprovechamiento Lícito de las Armas de Fuego Decomisadas, las cuales fueron inspeccionadas, desorganizadas y cortadas.

La supervisión estuvo a cargo de la Inspección y Contraloría General del Ejército y Fuerza Aérea, así como de la Fiscalía General de Justicia Militar.

En el acto, Monte Alejandro Rubido, jefe de la unidad de Gobierno de la Secretaría de Gobernación, hizo un reconocimiento a la “vocación indeclinable” que realiza la Sedena para alcanzar un México en paz y en labores de apoyo en casos de desastre.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.