Han muerto 15 servidores públicos en Tamaulipas

En lo que va del gobierno de Francisco García Cabeza de Vaca, diversos funcionarios han perdido la vida en atentados y accidentes.
Los elementos castrenses han sido blanco de ataques en los últimos tres meses.
Los elementos castrenses han sido blanco de ataques en los últimos tres meses. (Especial)

Tamaulipas

Desde mandos de la Procuraduría de Justicia, el Cisen y la Policía Federal, hasta soldados y elementos policiacos federales y estatales, por lo menos 15 servidores públicos han muerto en atentados y accidentes ocurridos en lo que va del gobierno de Francisco García Cabeza de Vaca en Tamaulipas.

Recomendamos:Secuestran y matan a funcionario de Tamaulipas.

En un recuento que se realizó a poco más de cien días de la administración panista, se observó que perdieron la vida en diferentes hechos reconocidos por el Grupo de Coordinación Tamaulipas, que agrupa a autoridades y organismos responsables de brindar seguridad en la entidad.

El miércoles 4 de enero, fueron asesinados el coordinador regional de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) en Nuevo Laredo, Ricardo Martínez Chávez, un agente del Ministerio Público, un jefe de Departamento y un agente de la Policía Investigadora adscritos a la misma ciudad fronteriza.

En los hechos también resultó lesionada una oficial ministerial adscrita a la citada Delegación Regional, todos ellos fueron atacados por hombres armados cuando salían de una reunión de trabajo al filo de las 22:30 horas.

Al día siguiente, en un accidente en la carretera de Monterrey a Nuevo Laredo murió el delegado del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) en la entidad, Marco González Meza y el coordinador de la Policía Federal en Tamaulipas, Sergio Licona Gómez, así como Tito Jiménez Vázquez, inspector general, y el oficial Macedonio Hernández.

Según el reporte oficial emitido en su momento, los servidores públicos transitaban en una unidad de la Policía Federal y se dirigían a una reunión de trabajo en Nuevo Laredo con el Grupo de Coordinación Tamaulipas.

Personal del Ejército Mexicano también ha sufrido bajas en agresiones y accidentes.

La actual administración estatal entró en funciones el 1 de octubre del año pasado, y ya para el sábado 8 del mismo mes, militares estaban siendo agredidos por hombres armados en la ciudad de Nuevo Laredo, sobre la carretera que lleva a Colombia, Nuevo León.

De acuerdo con la información que proporcionó el Grupo de Coordinación Tamaulipas, al repeler el ataque en defensa de sus vidas, los militares abatieron a dos presuntos delincuentes, pero un soldado resultó lesionado.

La tarde del lunes 10 de octubre, un helicóptero de la Fuerza Aérea Mexicana se desplomó cuando pretendía aterrizar en el aeropuerto de Ciudad Victoria, muriendo dos elementos del Ejército y resultando con lesiones un tercero.

En el reporte oficial, se dijo desconocerlos motivos del desplome del helicóptero.

Recomendamos:  Matan en Nuevo Laredo a jefe y 3 funcionarios de la PGJ.

El miércoles 12 de octubre, elementos de la Sedena fueron atacados por integrantes de un grupo delincuencial que opera en Nuevo Laredo.

Al repelerla agresión, ocurrida en la carretera Nuevo Laredo-Monterrey, los militares causaron lesiones a cuatro de los delincuentes y detuvieron ilesos a otros dos más.

El 13 de octubre, sobre la Carretera Ribereña, se registraron dos distintas agresiones a elementos de la Policía Estatal y de la Secretaría de la Defensa Nacional, cuando ambas corporaciones realizaban reconocimientos terrestres.

En el primer suceso, un elemento de la Policía Estatal perdió la vida.

Juan José Avalos Balboa contaba con 37 años de edad cuando cayó abatido en el ejido Rancherías, municipio de Camargo.

La madrugada del viernes 14 de octubre, un custodio del Centro de Ejecución de Sanciones de Victoria, identificado como Carlos Javier Camero Alcocer, perdió la vida tras ser baleado cuando cuidaba a un reo que era atendido en el Hospital Civil de esa ciudad capital, hasta donde ingresaron hombres armados.

El lunes 24 de octubre, en el municipio de Madero, personal de la Policía Federal, División Gendarmería, fue atacado por civiles armados, siendo detenido un delincuente.

En los hechos resultaron lesionados por golpes, un padre de familia y su menor hija, cuando su vehículo fue impactado por la camioneta que tripulaban los delincuentes.

La mañana del jueves 27 de octubre, en el municipio de Aldama, 12 elementos de la Sedena resultaron lesionados al volcarse el camión en el cual se trasladaban hacia el municipio de Apodaca, Nuevo León.

El camión del Ejército llevaba 35 soldados a bordo, pertenecientes al Segundo Agrupamiento de Apodaca, Nuevo León, quienes retornaban luego de haber asistido a un adiestramiento en el campo militar "El Amanecer", ubicado en el municipio de Aldama.

El viernes 28 de octubre, elementos de la Marina y de la Policía Estatal fueron objeto de agresiones armadas en dos distintos hechos registrados en los municipios de Reynosa y Matamoros respectivamente.

Tres presuntos delincuentes perdieron la vida.

El miércoles 2 de noviembre, elementos integrantes de una Base de Operaciones Mixtas (BOM) compuesta por fuerzas federales y estatales, fueron agredidos por civiles armados que abrieron fuego para evitar ser detenidos en el municipio de Matamoros.

El enfrentamiento, registrado en horas de la mañana, ocasionó quedos ciudadanos ajenos a los hechos, resultaran heridos.

El martes 15 de noviembre en Reynosa y Miguel Alemán, personal de la Secretaría de Marina y de la Secretaría de la Defensa Nacional abatieron a cuatro integrantes de grupos delincuenciales, luego de repeler ataques armados.

El martes 29 de noviembre, en los municipios de Río Bravo y Reynosa, elementos de la Marina y de la Defensa Nacional fueron agredidos por civiles armados integrantes de grupos delincuenciales que operan en esas ciudades fronterizas, siendo abatidos cuatro presuntos delincuentes.

El miércoles 11 de enero, tras una persecución en las inmediaciones de la colonia México de Matamoros, elementos de la Policía Estatal repelieron la agresión de dos individuos que, a bordo de una camioneta pick up, portaban armas de grueso calibre.

Ambos sujetos murieron en el enfrentamiento en tanto que un policía resultó lesionado, perdiendo su ojo izquierdo.

Ese mismo día, luego de ser blanco de una agresión por parte de civiles armados en un tramo del Paseo Colón y el Boulevard Colosio, una camioneta que transportaba elementos militares volcó en Nuevo Laredo, dejando a tres militares muertos y tres lesionados.

En una entrevista al procurador de Justicia en el pasado mes de diciembre, señaló que tanto presidentes municipales como diputados locales le han solicitado elementos para cuidarlos, peticiones que han sido rechazadas.

También le han pedido permisos para portar armas.

En aquella entrevista, Irving Barrios Mojica dijo también que los agentes de la Procuraduría que habían sido asignados como escoltas de los ex gobernadores Tomás Yarrington y Eugenio Hernández Flores, les fueron retirados y quedaron concentrados en la dependencia en espera de nuevas instrucciones.

Según dijo, ocho elementos cuidaban a Yarrington y cuatro a Eugenio.

El pasado martes, se dio a conocer que se blindará a los jueces del Supremo Tribunal de Justicia, para garantizar su seguridad y que puedan realizar su trabajo sin presiones o amenazas, esto lo reveló el magistrado Horacio Ortiz, a su llegada a la presidencia de ese órgano jurisdiccional.

Escoltas y autos blindados, será el resguardo, que en medida de la economía de ese poder, se brinde a por lo menos 10 jueces de todo el estado.



N.A.M.A