Fuerzas federales asumen seguridad en Tierra Caliente

El operativo especial se implementará en algunos municipios de Guerrero, Estado de México, Michoacán y Morelos, además, asumirán completamente la seguridad del puerto de Acapulco.

Iguala

La Policía Federal y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) asumen a partir de hoy el control de la seguridad en la zona de Tierra Caliente y Acapulco, Guerrero, informó Monte Alejandro Rubido, comisionado nacional de Seguridad.

Al detallar el Operativo Especial de Seguridad para esa región, indicó que se constituirán una unidad especializada de combate al secuestro y una fiscalía especial a cargo de la Procuraduría General de la República (PGR) para esta entidad.

Informó que por instrucción del presidente Enrique Peña Nieto las fuerzas federales asumen la seguridad del puerto de Acapulco, a fin de garantizar la seguridad de vacacionistas en el periodo de fin de año.

"Las acciones que hoy comienzan a implementarse comprenden 22 municipios del estado de Guerrero, ocho del estado de México, dos de Michoacán y cuatro de Morelos", precisó.

En su intervención ante el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, detalló que en 36 municipios de Guerrero, Michoacán, Morelos y el Estado de México, la Policía Federal asume a partir de hoy el control de la seguridad municipal, acompañada por el Ejército Mexicano, a través de las Bases de Operación Mixta.

Ante los gobernadores de dichas entidades, mencionó que el objetivo de la implementación del operativo especial de seguridad es fortalecer las condiciones de seguridad en los municipios de estas entidades, proteger a la ciudadanía y combatir a la delincuencia.

El funcionario federal informó que en los cuatro municipios de Morelos y en virtud de que se ya se implementó la figura del Mando Único, el estado conserva el liderazgo policial y sus acciones se coordinarán con las fuerzas federales que se desplegarán en la región.

Insistió que el mando de las fuerzas policiales recaerá en la Secretaría de la Defensa Nacional y mantendrá la coordinación con los gobiernos locales.

Recordó que a raíz de los hechos violentos ocurridos en Iguala, en septiembre pasado, la Policía Federal asumió el control de la seguridad en 16 municipios de Guerrero y hoy se suman 20 municipios más con un solo mando regional, que recae en la Sedena.

Rubido detalló que como primer paso del operativo especial de seguridad, se concentrará a los policías de los municipios donde trabajarán las fuerzas federales.

Indicó que los policías municipales serán enviados para su readiestramiento a las instalaciones de la Sexta Región Militar, en Tlaxcala, y serán sometidos a exámenes de control de confianza.

Agregó que en la región de la Tierra Caliente, para garantizar el libre tránsito, se instalan bases de Operaciones Mixtas.

Precisó que privilegiará el trabajo de inteligencia con el concurso de todas las dependencias federales para tomar decisiones.

Rubido dio a conocer que la PGR creará una fiscalía especial para las regiones donde se implementará el operativo.

Refirió que las actuales circunstancias en materia de seguridad demandan ampliar y profundizar la presencia de las instituciones del gabinete de seguridad en coordinación con los gobiernos municipales.

"Se trata de recobrar las instituciones de seguridad y de restablecer el estado de derecho y la tranquilidad en todos los municipios de la región", aseveró.

Dijo que la suma de actividades delincuenciales y debilidad institucional han derivado a la violación de los derechos humanos, como son los casos de afectación a la propiedad, la seguridad y el libre transito.

Detalló que se trabajará en tres líneas especiales, la primera es la intensificación al combate de las organizaciones del crimen organizado, a través de neutralización de blancos estratégicos para minar la operatividad de estos grupos y romper sus líneas de mando.

La segunda, el fortalecimiento institucional y el combate a la corrupción reconstruyendo las capacidades de las instancias gubernamentales y desarticulando las redes ilícitas que influyan en ellas.

Dijo que la tercera línea de acción a aplicar, dijo, será la suma de capacidades y la realización de labores de inteligencia de manera coordinada.

Por otra parte, en su mensaje durante el acto celebrado en la explanada del Asta Bandera, el gobernador Rogelio Ortega Martínez dijo que con este operativo se podrá resolver uno de los asuntos que preocupan a Guerrero y las entidades con quienes se comparten fronteras, como Michoacán, Estado de México y Morelos.

Refirió que los momentos adversos que se originaron con los hechos de Iguala, representan un desafío y la oportunidad para que Guerrero crezca, con la participación de las instituciones y la sociedad civil.

En tanto, los gobernadores de Michoacán, Salvador Jara Guerrero; de Morelos, Graco Ramírez, y del Estado de México, Eruviel Ávila, coincidieron en que la cooperación, coordinación y corresponsabilidad será fundamental para el éxito del operativo.

Al acto asistieron también los secretarios de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda, y de Marina, Vidal Francisco Soberón Sánz; el procurador general de la República, Jesús Murillo Karam; el director general del Cisen, Eugenio Imaz Gispert, y el alcalde de Iguala, Silviano Mendiola Pérez.