En seguridad hay avances y “a cifras me atengo”: Osorio

Aunque persisten retos, ahora la condición del país es totalmente distinta; existen regiones que tenían graves problemas, pero ya recuperaron la tranquilidad, destaca el titular de Segob.
El senador Roberto Gil Zuarth, el secretario Miguel Ángel Osorio y el embajador Anthony Wayne.
El senador Roberto Gil Zuarth, el secretario Miguel Ángel Osorio y el embajador Anthony Wayne. (Jesús Quintanar)

México

Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación, rechazó que los altos índices de inseguridad se mantengan y aseguró que se ha logrado regresar la tranquilidad a los habitantes de regiones que en el pasado tenían graves problemas.

Luego de que se diera a conocer que México se encuentra en los últimos lugares en el Índice de Paz Global, el funcionario aseguró que pese a los retos que prevalecen en la materia, los avances que se han logrado en años recientes son significativos.

“A las cifras me atengo y a cada región en su supervisión puedo mostrarlo. Todos estos delitos tienen una disminución significativa y está validada incluso hoy por la sociedad civil. Queremos avanzar, queremos mantener y disminuir aún más estos indicadores (…) estamos en una condición totalmente diferente”, dijo.

Aseguró que deben leerse a profundidad ese tipo de estudios, ya que se ha logrado progresar en materia de seguridad y se refleja en los resultados que impactan  desde que llegó este gobierno.

Osorio agregó que los indicadores son el más claro ejemplo, ya que el secuestro disminuyó en más de 40 por ciento; la extorsión en más de 60 por ciento; así como el robo de vehículos, a transeúntes y el de casa habitación

Negó que el reciente enfrentamiento en Michoacán sea un resurgimiento de Los caballeros templarios, aunque admitió que pese a haber lastimado su estructura y capturar a sus líderes, quedan algunos delincuentes a los que  continuarán enfrentando.

“Cuando llegamos a Michoacán e hicimos toda una estrategia para poder, no solamente detener sino lastimar a toda esta organización delictiva, pues entendemos que no se detiene a la totalidad”, puntualizó.

Durante la inauguración del “Encuentro internacional sobre la reforma al sistema de justicia penal: experiencias comparadas”,  el embajador de Estados Unidos en México, Anthony Wayne, destacó la importancia de consolidar esta reforma.

Dio a conocer que el gobierno estadounidense, a través de la Iniciativa Mérida, ha destinado más de 247 millones de dólares para apoyar el proceso de transición al nuevo sistema de justicia penal.

Precisó que los recursos han sido utilizados para tecnología, equipamiento y capacitación que va desde a policías hasta a jueces y todos los actores que tendrán que implementar la reforma.

Wayne destacó la importancia de que exista un compromiso por parte no solo de la Federación, sino también de los estados para lograr aplicar en su totalidad el nuevo sistema, toda vez que nada más queda un año para su consolidación. 

Al respecto, Osorio Chong, aseguró que con el nuevo sistema el objetivo que se persigue es reducir el proceso penal de 180 días a 34 y disminuir la aplicación de la prisión preventiva.

“Gracias a los mecanismos alternativos de solución de controversias, estamos ahorrando tiempo, recursos y desahogando la sobrepoblación penitenciaria. Y, muy importante, estamos logrando la reparación del daño y evitando desgaste en el tejido social”, enfatizó.

Agregó que para superar este reto no es suficiente la modificación de las leyes locales y federales, sino que también exige modificar la mentalidad y las prácticas de quienes lo aplican y evitar que el cambio de gobierno en nueve estados se convierta en un obstáculo.

El secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade, destacó la importancia de este proceso de transformación, el cual, dijo, es fruto de escuchar las recomendaciones en la materia de organismos y mecanismos internacionales, fundaciones y otras instituciones técnicas.

“La confianza en el sistema de justicia se deriva de la plena equidad en su aplicación. Queremos en México un sistema de justicia que basa su eficacia en su credibilidad, en la convicción social de que la ley se cumple con estricto apego al debido proceso”, manifestó.

De acuerdo con datos de Gobernación, cuatro estados han implementado en su totalidad el nuevo sistema de justicia penal, Durango, Puebla, Yucatán y Zacatecas; a los que se sumarán a partir del primero de agosto Baja California Sur, Guanajuato, Querétaro y San Luis Potosí.

Mientras que a nivel local el Sistema Procesal Penal Acusatorio ya se opera en 30 estados del país, de los cuales Chihuahua, Morelos, Estado de México, Durango, Yucatán y Nuevo León, lo realizan de manera total.