Policías dados de baja podrían volver

El director de la corporación en Torreón, Adelaido Flores reconoció que ya no son aptos para el servicio público y esa calificación no los convierte en personas de mal o posibles delincuentes.
Los policías de Torreón sí reciben seguimiento luego de dejar la corporación.
Los policías de Torreón sí reciben seguimiento luego de dejar la corporación. (Milenio Digital/Archivo)

Torreón, Coahuila

Los oficiales de la Policía de Torreón que se separan de la corporación voluntariamente, por trámite administrativo o deserción, llevan un seguimiento una vez fuera, reiteró el Teniente Adelaido Flores, director de esta corporación.

Adelaido Flores, recordó que durante los primeros meses del año se dieron de baja cuarenta elementos de la corporación, pero todos cuentan con un archivo integrado de su servicio.

"Es por que traíamos un rezago en el manejo de ellos, pero que tenían diez años o más de servicio. Primero tratamos de que llegaran a fin de año adecuadamente", dijo.

Una vez fuera de la corporación, la vida sigue para los oficiales, pero todas las bajas tienen un seguimiento especial en Plataforma México, que se integra con un archivo general en la Ciudad de México.

Adelaido reconoció que existe deserción en todos los niveles, así como ocurre en otros trabajos

En esa plataforma se refiere del ex agente su puesto, la plaza que vigiló, los años de servicio, la época y el motivo por el que se dio de baja. La información se mantiene a nivel nacional, de acuerdo con el Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Todos los elementos que se retiran de la policía, llevan un procedimiento que al momento de retirarse reciben las prestaciones de ley, como en cualquier otro oficio.

Quienes ya no acuden a laborar por más de tres días seguidos sin justificación, no conllevan ese beneficio, pero si por algún motivo se quedan con uniforme, armamento o equipo de la corporación, se les hace un proceso de recuperación del material.

El seguimiento de las personas que ya no pertenecen al sistema, se ha realizado por el temor que quien fue policía, se pueda convertir en delincuente.

A nivel local, la Dirección de Seguridad Pública Municipal da seguimiento a través de una Unidad de Análisis.

"Yo creo que no hay nada que temer respecto a los elementos que se dieron de baja. No quiere decir que sean malos ciudadanos, tal vez no estén en condiciones de ser funcionarios, pero no son malas personas", concluyó Adelaido Flores.

De los policías despedidos, se analiza la posibilidad de reincorporar un porcentaje, sin embargo ya no corresponde a la corporación local la decisión.