En la sede del SNSP solo había 2 policías: Almeida

No fuimos alertados a tiempo de la presencia de manifestantes agresivos; cuando se llegó al lugar, la violencia había terminado, dice.
El secretario de Seguridad Pública de Ciudad de México.
El secretario de Seguridad Pública de Ciudad de México. (Martín Salas)

México

La policía capitalina no fue alertada a tiempo de la presencia de manifestantes agresivos ni de los actos vandálicos que cometieron el martes en la sede del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, por lo que cuando se llegó al lugar, la violencia había terminado, dijo Hiram Almeida, secretario de Seguridad Pública de Ciudad de México.

En entrevista con Carlos Marín, en El asalto a la razón, explicó los motivos por los que las autoridades locales no lograron impedir los disturbios en el edificio localizado en Mariano Escobedo, y tampoco detener a los agresores en flagrancia.

Sostuvo que el caso no quedará impune, porque está abierta la posibilidad de que en una investigación se ubique a los responsables de estos hechos delictivos.

El funcionario llamó a que se presente la denuncia y los videos de la agresión para que las autoridades puedan detener a los responsables “en su momento y oportunidad”.

Explicó que “teníamos solo dos policías contratados para custodiar el edificio, cuando ellos nos informan y piden auxilio, nosotros llegamos en un tiempo posterior a la comisión de estos hechos delictivos, y en este sentido debemos considerar también la flagrancia para detener a los responsables.

“Arribamos posteriormente por la notificación, no porque no hayamos querido estar, sino por el tiempo en el que recibimos la alerta”, puntualizó.

Sostuvo que “además no teníamos datos de que este grupo fuera a operar y estar presente en ese punto... si no hubiéramos tomado otras providencias”, como las que se aplicaron el 1 de mayo y que lograron evitar disturbios, personas lesionadas y daños a inmuebles.

“Durante  los desfiles conmemorativos del Día del Trabajo había un grupo de anarquistas a los que encapsulamos, detuvimos personas con objetos que no detonaron, estamos hablando que llevaban ocho bombas molotov, artefactos explosivos cargados con monedas, petardos, con intenciones de generar un efecto  nocivo para la sociedad, lesionar a la gente y afectar infraestructuras”, comentó.

En otro tema, Almeida reveló que más de 600 policías de la corporación han sido sancionados por diversas conductas irregulares, algunas que inclusive ameritaron su destitución o consignación.

Durante la conversación, señaló que la propia secretaría ha denunciado y puesto a disposición del Ministerio Público a 46 oficiales como presuntos responsables de delitos que van desde cohecho y robo hasta secuestro, en el caso de dos policías.

Consideró que el combate a la corrupción ha sido efectivo en la dependencia y resaltó que durante su administración se reforzó el área de Asuntos Internos, al pasar de 70 a 180 el número de efectivos que se encargan de recibir quejas, denuncias y de supervisar el trabajo de personal de la dependencia.

“Hemos generado también aplicaciones para que la gente nos avise cuando un policía se porta mal, somos 89 mil y por supuesto que en ocasiones debe haber un prietito en el arroz... pueden llamar al 911 y utilizar la aplicación gratuita Mi Policía, que se puede bajar en cualquier plataforma de los teléfonos inteligentes”, aseguró.

El secretario resaltó que la SSP instaló cámaras al interior de las patrullas para saber cómo se comportan los uniformados. “Tenemos un monitoreo a través de este sistema, cuando hay un incidente o queja acudimos, y si se tiene cámara, obtenemos la imagen, lo que nos permite determinar cómo proceder.

“Además estamos invirtiendo en cámaras que portan los policías para supervisar el desempeño que tienen como primeros respondientes en el nuevo sistema de justicia penal, hay que tomar en cuenta que incluso los pueden denunciar porque no leyeron sus derechos a un detenido. Estamos por comprar más tecnología y hasta el momento las cámaras las portan unos ocho mil elementos y la idea es llegar a 12 mil”.