Secuestran a alcalde guerrerense en Morelos

Según familiares, Saúl Apreza, alcalde de Olinalá, Guerrero, fue secuestrado cuando viajaba al DF y liberado más tarde tras el pago de un rescate que negoció sin la intervención de las autoridades.

Chilpancingo

Durante casi nueve horas, el presidente municipal de Olinalá, Guerrero, Saúl Apreza Patrón, permaneció en poder de una banda de secuestradores que opera en varios  municipios del estado de Morelos, fue liberado tras el pago de un rescate que negoció la familia de manera directa, sin la intervención de las autoridades.

De acuerdo a la versión obtenida con familiares del primer edil, lo que enfrentó la noche del martes 12 y la madrugada del miércoles 13 fue un secuestro express, a manos de una banda cuyo modus operandi ya es conocido por las corporaciones del estado de Morelos, pero no se le ha desmantelado por la velocidad con la que realizan los plagios y la negociación de los rescates.

Los datos obtenidos refieren que Apreza Patrón salió de la cabecera municipal de Olinalá, ubicada en la Montaña baja de Guerrero aproximadamente a las 20:30 horas del martes 12 de enero.

Iba con dirección a la Ciudad de México para dar seguimiento a gestiones pendientes con diferentes dependencias del Gobierno de la República, tomó la ruta de Ixcamilpa con la intención de llegar hacia Cuautla Morelos y de ganar terreno hacia la capital del país.

Un poco delante de Chinameca, en el municipio de Ayala la camioneta sufrió la ponchadura de una llanta, razón por la que Apreza y su chofer bajaron de la unidad para hacer el cambio de neumático.

Eran las 23:15 horas aproximadamente, casi terminaban la maniobra cuando al punto llegó un grupo de hombres armados, les impidió abordar y ponerse nuevamente en marcha.

Los sometieron, vendaron de los ojos y trasladaron hacia una casa de seguridad para comenzar el proceso de negociación.

Los captores se percataron de que una de las víctimas era presidente municipal ya cuando la negociación estaba en marcha, pues al revisar algunos de los documentos que portaba se percataron de que tenían membretes y sellos del ayuntamiento de Olinalá Guerrero. 

El primer edil alegó que estaba al frente de un municipio muy pobre, lo que mantuvo intacta la cantidad que se solicitó de origen.

Pese al descubrimiento no alteraron la cantidad reclamada, la cual fue pagada en las condiciones que fijaron los delincuentes y la liberación se registró entre las 07:45 y 08:00 horas del miércoles.

El primer edil fue abandonado por sus captores en Cuautla Morelos, enseguida regresó hacia Olinalá.

Por la información que recabó la familia en el transcurso de la jornada, señalaron que la banda que capturó a Saúl Apreza opera en varios municipios del estado de Morelos. 

“Ponen cosas en la carretera para que se ponchen las llantas de los vehículos, cuando se detienen a hacer el cambio llegan y someten a los viajeros, una vez con ellos en su poder piden cantidades moderadas para que las familias reúnan rápidamente el dinero, eso les permite evadirse con rapidez”, apuntó uno de los entrevistados telefónicamente, que permitió el beneficio del anonimato.