Los Zetas no secuestraron a periodista chilena: Procuraduría de Chiapas

Según la institución, Mónica González fue engañada telefónicamente desde Tamaulipas, y no privada de su libertad como relató a CNN Chile.
Las versiones de la periodista y la Procuraduría del estado no coinciden en si la periodista tuvo o no contacto físico con los delincuentes.
Las versiones de la periodista y la Procuraduría del estado no coinciden en si la periodista tuvo o no contacto físico con los delincuentes. (Tomada de Youtube)

Chiapas

El secuestro de la periodista chilena Mónica González Mujica el pasado 19 de julio de este 2016 en San Cristóbal, Chiapas, fue un engaño telefónico efectuado desde el penal de Altamira, Tamaulipas, informó la Procuraduría General de Justicia de Chiapas (PGJC).

La Fiscalía Especializada contra el Secuestro, encabezada por Aly Arista Chávez, mencionó que "la indagatoria permitió confirmar que los hechos registrados en San Cristóbal de Las Casas el 19 de julio pasado se trató de un secuestro virtual y no de un secuestro real, pues la víctima en ningún momento fue privada físicamente de su libertad".

Los hechos

Mónica González denunció este lunes en el programa Ciudadanos, de CNN Chile, que había sido secuestrada por Los Zetas, durante su estancia en San Cristóbal de las Casas.

Según un recuento de los hechos realizado por la PGJC, la comunicadora habría recibió una llamada en el hotel en que se hospedada a las 21:50 horas el 19 de julio, a través de la recepción del hotel.

El recepcionista le transfirió la llamada de un hombre que le hizo saber que en dicho hotel se llevaría a cabo un operativo por parte de la policía, pero poco después el sujeto le hace saber que pertenecía a Los Zetas, intimidándola para pagar un rescate.

Luego –relató la PGJC–, la mañana del 20 de julio, Mónica González solicitó a un empleado del hotel, por indicación vía telefónica del delincuente, que le comprara un nuevo teléfono celular con el cual se mantuvo en contacto con el secuestrador virtual.

Mediante este nuevo equipo telefónico fue constantemente amenazada, mientras el o los delincuentes se comunicaron con sus familiares en Francia para exigir un rescate millonario.

En este punto la versión oficial no coincide con las declaraciones que dio González a CNN Chile.

Según ella, los secuestradores le enviaron a un sicario para entregarle dinero y hacer la compra del equipo telefónico.

La PGJC señaló que se trata de un "secuestro virtual", ya que a través de intimidaciones telefónicas, los delincuentes obligan a las víctimas a deshacerse de sus teléfonos personales, para continuar la comunicación a través de nuevos equipos.

De acuerdo con la Procuraduría chiapaneca, nunca hubo contacto físico con personas relacionadas con la llamada telefónica.

El desconocido le indicó por teléfono que se trasladara a otro hotel donde ya tenía reservaciones a su nombre y al de su nieta, instrucciones que acataron.

A partir de conocer de su desaparición, la Procuraduría General de Justicia del Estado implementó las acciones correspondientes para lograr su ubicación, por lo que se realizó un operativo interinstitucional en coordinación con la Policía Federal y la Procuraduría General de la República.

Según la Institución, el trabajo coordinado con el grupo interinstitucional permitió ubicarlas sanas y a salvo; mientras que personal especializado les brindó atención psicológica, médica y asistencia jurídica.

Horas más tarde fueron entregadas por parte de la Procuraduría de Chiapas de manera oficial en el aeropuerto de Tuxtla Gutiérrez a los representantes de las Embajadas de Chile y Francia para su traslado.

"No puede ser que tantos ciudadanos chilenos sigan yendo inadvertidamente a México. Yo fui a San Cristóbal porque figura como uno de los estados más seguros de México", comentó la chilena durante su relato televisivo.

Mónica González, es directora del Centro de Investigación e Información Periodística de Chile, organización sin fines de lucro abocada a la investigación periodística de fondo.


ERM