Ante el secuestro, más vale prevenir que lamentar

La incidencia de secuestros en el país va en aumento, según estudios del INEGI y otras organizaciones, pero antes de optar por vivir con miedo, podemos tomar precauciones para reducir los riesgos.
Archivo Milenio
(Archivo)

Ciudad de México

Cada cinco minutos ocurre un secuestro en el país, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública 2013, realizada por el del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Al menos eso equivalen los 105 mil 682 plagios registrados en México en 2012, incluidos los exprés, que reporta el INEGI.

Ante lo escalofriante de estas cifras, tenemos dos opciones: vivir con miedo o tomar las debidas precauciones para que las estadísticas no alteren nuestra vida.

[b]Ante todo, la prevención[/b]

Hay algunos tips de prevención que la mayoría conocemos:

- Avisar a nuestros familiares dónde estaremos.

- Cambiar constantemente nuestras rutas de desplazamiento.

- Estar atentos a nuestro entorno.

- No ser ostentosos ni manejar cantidades grandes de dinero en efectivo.

- No dar detalles personales innecesarios a desconocidos.

Aunque éstas podrían ser consideradas las medidas preventivas esenciales, hay muchas otras que pueden reducir el riesgo de ser víctimas de secuestro.

[b]Perfil del secuestrador[/b]

Según México SOS y Alto al secuestro algunas de las características que hacen sospechosa a una persona son:

- Hombres entre 17 y 45 años, de aspecto descuidado.

- Visten chamarras o sacos para esconder armas.

- Pueden estar solos o en grupo.

- Evitan llevar objetos en las manos y no andan con niños, mujeres o ancianos.

[b]Actitud personal[/b]

Nuestro comportamiento en las calles puede ser la diferencia entre ser o no víctimas de secuestro. Por eso no está de más tener en cuenta lo siguiente:

- Procurar mantener un bajo perfil. Esto evitando vestir con colores llamativos y cosas ostentosas. En el caso de las mujeres, evitar minifaldas, escotes y tacones.

- Demostrar seguridad y confianza. Además, confiar en nuestro instinto.

- Caminar rápida y firmemente, en contrasentido de flujo vehicular, y separados de paredes y puertas.

- Estar alertas y conscientes de todo a nuestro alrededor. Mirar constantemente hacia atrás y apoyarnos con objetos que brinden reflejo, como ventanas y aparadores.

- Transitar por zonas concurridas y bien iluminadas, y procurar hacerlo en grupo.

- Esperar el transporte público en zonas con luz y donde haya gente.

- No está de más tomar cursos de defensa personal.

[b]También es importante tener en cuenta los siguientes consejos para situaciones particulares:[/b]

- En el hogar: Tener la puerta siempre cerrada y no abrirle a desconocidos; al salir estar atento a todo lo que ocurre alrededor; instalar identificador de llamadas y tener las llaves en un lugar seguro.

- Manejo de dinero: No tener todo nuestro dinero en una sola cuenta bancaria, ni llevar todo el efectivo en el mismo lugar; además, optar por transacciones electrónicas en vez de acudir al banco.

- En el vehículo: Al dirigirse a su auto llevar listas las llaves, y antes de abordar verificar que no haya nadie dentro o debajo; dirigirse directamente al destino con una ruta previamente planeada, y estar siempre atento a que nadie nos siga.

- En el transporte público: Llevar listo el dinero del pasaje, exigir el encendido de luces interiores si es de noche, evitar quedarse dormido, y, si va acompañado, no conversar sobre dinero, compras, viajes, etc.

- En taxis: Optar por los de sitio y si no, abordar de preferencia aquellos de los que acabe de descender alguien más; verificar matricula y que el chofer lleve a la vista su ‘tarjetón’, simular llamadas y elegir uno mismo la ruta a seguir.

[b]¿Qué hay en la web sobre prevención del secuestro?[/b]

Víctimas de la ola de violencia que aqueja a México desde hace algunos años, empresarios y activistas han formado algunas organizaciones dedicadas a difundir información y emprender campañas relacionadas con este tema.

Tal es el caso de la organización México SOS de Alejandro Martí, o Alto al secuestro de Isabel Miranda de Wallace, cuyas páginas de Internet ofrecen consejos para evitar ser víctimas de plagio, asesoría para quienes han enfrentando este delito e información sobre la legislación vigente en la materia.

Además, hay otros sitios como “El portal del secuestro”, o “Foro de seguridad”, en los que no necesariamente son nacionales pero que igual abordar la temática desde diferentes aristas.

Las cifras del secuestro en México no son alentadoras, pero asumir la prevención como estilo de vida puede evitar que engrosemos la estadística.