“A mí me secuestraron profesionales”: Diego

Asegura que jamás ha dicho que los responsables de su rapto deban quedar impunes.
El ex candidato presidencial panista.
El ex candidato presidencial panista. (Héctor Téllez)

México

Diego Fernández de Cevallos afirmó que sus secuestradores eran “profesionales”, que siempre intentaron demostrar una tendencia ideológica, aunque dijo que carece de algún elemento para determinar si Daniel Fernández Domínguez de la Vega, El Pelacas, capturado el miércoles, participó en el plagio.

“No tengo ningún elemento para poder saber si estuvo o no vinculado con mi secuestro, pero lo importante es que está trabajando la autoridad y que no debemos olvidar que hay cientos de miles de secuestrados que merecen justicia, que liberados o no, hay de por medio expedientes criminales que no pueden quedar en el archivo”, afirmó el panista.

En entrevista radiofónica con Joaquín López Dóriga, manifestó que en el círculo de los secuestradores “hay primerizos, también hay carniceros y también hay profesionales (…) profesionales de veras”, como las personas que lo secuestraron en 2010.

El Jefe Diego manifestó que no podría reconocer a El Pelacas, quien fue aprehendido por la PGR y la Marina en un fraccionamiento de San Andrés Cholula, Puebla, como integrante de la organización criminal que lo mantuvo en cautiverio.

“Sinceramente no, porque mi secuestro se dio en un principio en la noche, en la oscuridad de la noche, y viví siete meses y 10 días en la oscuridad de una tumba, de tal manera que la penumbra en la que se me tuvo no me permitía tener elementos sobre tamaños, formas, cuerpos, caras y el ruido de ventiladores y de aparatos que ahí se ponían día y noche a hacer un ruido estridente.

“Tampoco para escuchar voces o para distinguir sonidos, de tal suerte que lo que yo dije desde el principio a las autoridades es la verdad, cómo fue el secuestro, con qué violencia se dio, cómo me trataron y cómo salí”, relató.

Fernández de Cevallos señaló que los responsables de su secuestro mostraban una tendencia ideológica en la que una de las constantes era que él era lo peor que le había pasado a México.

“Yo les decía con todo firmeza: no creo ser lo peor, porque aceptarlo sería como suponer que para que mejore mi condición moral, tendría que meterme de secuestrador como ustedes”, les respondía, según él.

Comparó el lugar donde estuvo privado de su liberad como una tumba, un espacio de salida de unos 80 centímetros cuadrados donde no cabía de pie.

“Una tumba y un espacio donde no cabía mi cuerpo de pie, pero en fin, lo importante es que hay que reconocer que hay distintos tipos de secuestro, en unos se secuestra solamente el cuerpo, en otros también se secuestra el alma, por fortuna, en mi caso, solamente secuestraron mi cuerpo, pero no el alma”.

El ex candidato a la Presidencia de la República aseguró que ya “perdonó” a sus secuestradores; sin embargo, aclaró que esto no significa que proponga impunidad para los plagiarios.

“Yo no he dicho jamás que deben de quedar en la tranquilidad, en la libertad y en un decir aquí no pasó nada, en este caso como en cualquier otro, de ricos y de pobres, de seres humanos que ya mataron, de seres humanos que ya liberaron o de seres humanos que en este momento están secuestrados en su cuerpo y por desgracia muchos de ellos también son secuestrados en su alma, tiene que haber justicia y el estado no puede renunciar, no puede esquivar, no puede eludir esa responsabilidad”.

En su opinión, el gobierno de Felipe Calderón hizo un esfuerzo muy serio para combatir el secuestro, al igual que lo hace la administración del presidente Enrique Peña Nieto; sin embargo, sostuvo que en las investigaciones debe intervenir también la sociedad, asumir un deber moral en el que se aporten datos sobre las organizaciones criminales.

Destacó que él irá a declarar ante la PGR y otras autoridades si lo citan tras la detención de El Pelacas.

“Ya declaré hace años cuáles fueron las circunstancias y si hay algún elemento que yo pueda aportar, lo haré como ciudadano y como hombre cabal, pero tampoco puedo entender que sea importante el que yo acuda para favorecer que esta investigación concluya con la verdad y con la sanción de los secuestradores, la realidad es la que he comentado en privado y en público para los que me quieran creer y también para aquellos que dicen que nunca fui secuestrado”, dijo.

CASTIGAR A EL PELACAS, PIDEN PRI Y PRD

Los coordinadores de PRI y PRD en la Cámara de Diputados, Manlio Fabio Beltrones y Silvano Aureoles, respectivamente, coincidieron en que el “perdón” que otorgó Diego Fernández de Cevallos a su presunto secuestrador, Daniel Fernández Domínguez, El Pelacas, no puede estar por encima de la ley, ya que “la justicia no debe perdonar, sino castigar”.

En entrevista, el priista explicó que el delincuente  debe ser castigado por el delito que cometió.

Beltrones reconoció la bondad del panista, al disculpar a su presunto plagiario, pero aclaró que eso no debe evitar la pronta aplicación de las leyes contra el delito.

Sobre la captura de El Pelegas, el perredista dijo que si en 2010, fecha en que el panista fue privado de su libertad, sus familiares hicieron la denuncia correspondiente, ésta debe ser concluida con la sentencia del infractor.

También, exaltó que El Jefe Diego no tenga rencores contra quienes atentaron contra él; sin embargo, consideró que ese no es un motivo para que la ley no se aplique.

La justicia no puede estar sujeta a los perdones personales y menos de un delito tan difícil y condenable como es el secuestro, dijo. (Israel Navarro y Fernando Damián/México)