Caen cinco secuestradores y homicidas en Tamaulipas

Los delincuentes confesaron haber plagiado a un hombre en Reynosa, haciéndose pasar por policías federales y le dieron muerte porque logró reconocer a uno de ellos.
Secuestradores homicidas capturados en Reynosa, Tamaulipas.
Secuestradores homicidas capturados en Reynosa, Tamaulipas. (Milenio Digital)

Reynosa

Agentes de la Coordinación Estatal Antisecuestros (CEA) lograron en el municipio de Reynosa la detención de cinco individuos confesos de los delitos de secuestro y homicidio en agravio del señor Francisco Antonio González Ramos, quien tenía 72 años de edad.

Los secuestradores-homicidas confesos son Osvaldo Martínez Bugarín, de 23 años de edad; Juan José Ríos Olvera, de 20 años, Félix Efraín García Oyervides, de 20 años; José Eduardo Pérez Pérez, de 20 años y Wilbert Pérez Medina, de 42 años, todos originarios de Reynosa.

Los primeros dos fueron detenidos por los agentes de la CEA el viernes 5 de febrero, mientras que los otros tres fueron ubicados y capturados el sábado 6 de febrero. Falta por ser aprehendido un sexto participante en el secuestro y homicidio de la víctima.

En sus declaraciones ministeriales, los cinco detenidos aceptaron haber secuestrado al hoy occiso para despojarlo de dinero y un vehículo, pero uno de ellos fue reconocido por la víctima y optaron por privarlo de la vida. Para secuestrarlo, se hicieron pasar como agentes de la Policía Federal e instalaron un retén clandestino.

González Ramos fue reportado como desaparecido por sus familiares el 27 de enero pasado. Ese día se comunicó con su esposa para decirle que estaba detenido por supuestos agentes de la Policía Federal.

Comentó a su esposa que le exigían siete mil pesos y el título de una camioneta Chevrolet Equinox 2011 de su propiedad, la cual tripulaba al momento de ser interceptado en un retén clandestino en el cruce de las calles Las Fuentes y Del Maestro.

La familia cumplió con las exigencias de los supuestos federales, pero a González Ramos no lo dejaron en libertad.

El miércoles 3 de febrero, en la brecha El Murillo, a unos 500 metros de la Carretera Ribereña, el cuerpo de González Ramos fue localizado por agentes de la CEA que realizaban reconocimientos terrestres, tras ubicar la camioneta del hoy occiso. Presentaba un impacto de bala y una herida producida por arma blanca.

Se presentan las fotografías de los cinco detenidos, por si algún ciudadano fue víctima de delito o hecho ilícito por parte de estos individuos, acuda ante las autoridades competentes a denunciarlos formalmente.