Dan 25 años de cárcel a secuestradores

En 2013 privaron de la libertad a un joven en la colonia Fomerrey 116 por quien exigían un pago de un millón de pesos, de los cuales sólo recibieron 100 mil y una camioneta Lobo.

Monterrey

A 25 años de prisión fueron sentenciados cinco hombres que en diciembre de 2013 secuestraron a un joven de la colonia Fomerrey 116 y por quien exigieron un pago de un millón de pesos, de los cuales sólo recibieron 100 mil y una camioneta Ford Lobo modelo 2004.

Juan Manuel Ortiz Juárez, Mauricio Santos Casillas, Oliver González Martínez, Víctor Leonardo Haro Pantoja y Víctor Manuel Ojeda Andrade fueron notificados este miércoles de la pena que les impuso el juez segundo penal de Monterrey, por considerarlos responsables del delito de secuestro agravado.

De acuerdo al proceso que concluyó el juzgador, fue el 26 de diciembre de 2013 cuando los sentenciados, con engaños, lograron sacar al afectado de su domicilio y luego a bordo de un taxi que robaron lo trasladaron hasta una brecha de la colonia Alianza Real, en la cual lo mantuvieron hasta el transcurso de la mañana del 27 de diciembre, cuando recibieron el pago.

Fueron alrededor de 8 horas las que el joven permaneció en cautiverio entre el monte, donde lo retuvieron esposado mientras conseguían el pago del rescate que les exigieron a sus padres, quienes habían sido testigos del plagio.

Tras ser capturados, los acusados señalaron a Víctor Manuel Ojeda como la persona que planeó el secuestro y todos los movimientos que se realizaron para privar de la libertad al afectado.

Explicaron que el 25 de diciembre de ese año andaban en un vehículo Tsuru, cuando Víctor Manuel les comentó que tenían que ir a la colonia Fomerrey 116 a ubicar el domicilio donde iban a interceptar a uno de los moradores para secuestrarlo.

Dijeron que ubicaron la casa y al día siguiente asaltaron a un ecotaxista, a quien después de despojar de su unidad lo abandonaron en una brecha, en el municipio de Escobedo.

Agregaron que luego regresaron a la casa de la colonia Fomerrey 116 y se acercaron para decirles que un vehículo Jetta de su propiedad estaba dañado, por lo que salió el joven y aunque sus padres y su novia salieron tras él, lo sometieron y secuestraron.