El secretario de Turismo de Jalisco que estuvo 9 días en el cargo

Jesús Gallegos Álvarez fue asesinado en 2013 presuntamente por órdenes del líder del cártel de Jalisco; uno de los detenidos por el crimen acusó al empresario de lavar dinero para los templarios.
El 9 de marzo de 2013 el recién nombrado  secretario de Turismo de Jalisco, Jesús Gallegos Álvarez, fue asesinado en Zapopan.
El 9 de marzo de 2013 el recién nombrado secretario de Turismo de Jalisco, Jesús Álvarez Gallegos, fue asesinado en Zapopan. (Tomada de Facebook J Jesus Gallegos Álvarez)

Ciudad de México

El 9 de marzo de 2013 el recién nombrado secretario de Turismo de Jalisco, Jesús Álvarez Gallegos, fue asesinado por varios sujetos cuando viajaba en su camioneta en Colinas de San Javier, en Zapopan.

Las primeras investigaciones de la Fiscalía General de Jalisco determinaron que el móvil del crimen fue por ajustes de cuentas entre el crimen organizado, no por la función que desempeñaba en el gobierno.

En mayo de 2014 se detuvo a cinco personas por su presunta participación en el asesinato del funcionario estatal.

Hoy, dos años después del asesinato, el comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales, informó que se detuvo al presunto responsable del crimen, Daniel Quintero Riestro, jefe de plaza del Cártel Jalisco Nueva Generación en Guadalajara.

De acuerdo con una semblanza publicada por la Dirección de Comunicación Social de Jalisco, Gallegos Álvarez fue fundador y presidente de la empresa Jegal Project and Construction Management, con la cual desarrolló proyectos como Natulius y Torre de Hierro.

Descrito como un hombre visionario, Gallegos era un empresario del ramo de la construcción y turismo. En 1992 ingresó a la empresa Vidafel como director del Área de Construcciones hasta consolidarse como CEO en 1998.

Bajo su dirección cambió la imagen de la empresa y creó Mayan Resorts, uno de los consorcios más exitosos en la industria turística e inmobiliaria de América Latina, que construyó 14 desarrollos inmobiliarios.

En marzo de 2006 Gallegos dejó de fungir como ejecutivo de Mayan Resorts y emprendió un nuevo proyecto a través de su propia compañía, Jegal Project and Construction Management, con el objetivo de ofrecer opciones para la industria de la construcción, turística, arquitectónica nacional e internacional.

En esa época, la empresa de Gallegos Álvarez administraba más de 30 torres de condominios con aproximadamente dos mil departamentos ubicados en lugares turísticos como Acapulco, Puerto Vallarta, Nuevo Vallarta, Los Cabos, Riviera Maya, Mazatlán y Puerto Peñasco, así como en la ciudad de Guadalajara.

De acuerdo con información de la agencia Associated Press, Gallegos tuvo un ascenso meteórico tras completar estudios en una universidad jesuita de Guadalajara y trabajar como ingeniero y funcionario del gobierno.

A finales de 2006 comenzó a crear una serie de corporaciones y sociedades en Texas, incluida una llamada Jegal Corporation, y a comprar propiedades en efectivo en Magnolia y Tomball, de acuerdo con archivos estatales y del condado.

AP señala que Gallegos creó una serie de corporaciones en Texas que ocultaban sus negocios inmobiliarios detrás de una cadena de iniciales inocuas y de nombres genéricos de corporaciones.

El empresario salió del país en esa época para vivir en Magnolia, Texas. Tras su partida se especuló que su familia había recibido amenazas.

En 2013 regresó al país y en marzo fue nombrado secretario de Turismo, nueve días antes de su asesinato.

En junio de 2014, se conocieron las declaraciones de uno de los presuntos asesinos, John García García, quien aseguró que el ex secretario de Turismo lavaba dinero para Los Caballeros Templarios y esa fue la razón por la que Nemesio Oseguera, El Mencho, líder del Cártel Jalisco Nueva Generación, ordenó su muerte.

Jonathan García García, conocido con el alias de John Perro, fue identificado por la Fiscalía General de Jalisco como uno de los sujetos que participó de manera directa en el asesinato del funcionario estatal.