• Regístrate
Estás leyendo: Se enfrentan taqueros y el Invea por clausura de local
Comparte esta noticia
Lunes , 10.12.2018 / 07:57 Hoy

Se enfrentan taqueros y el Invea por clausura de local

Según el representante legal del negocio, el dueño se negó a pagar $100 mil que le pidieron.

Publicidad
Publicidad

Empleados de la taquería El Borrego Viudo, ubicada en avenida Revolución, colonia Tacubaya, delegación Miguel Hidalgo, y personal del Instituto de Verificación Administrativa (Invea) se enfrentaron ayer en la mañana por la clausura del establecimiento.

De acuerdo con las autoridades, personal del instituto llegó al negocio poco después de las 8 de la mañana a colocar los sellos de clausura, ya que aseguran no cuenta con un certificado de uso de suelo vigente.

Explicaron que tras el cierre el inspector Omar Parada se acercó al establecimiento a ratificar que el procedimiento se realizó de forma correcta; sin embargo, fue agredido por los empleados de la taquería, quienes además arrancaron los sellos de la pared y cortinas del establecimiento.

Tras la agresión, el personal del Invea se retiró del lugar, pero a las 13:30 regresó para colocar nuevamente los sellos, pero ahora lo hicieron acompañados por al menos 120 granaderos de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina, por lo que los empleados no opusieron resistencia.

Más tarde se decía que el establecimiento reabriría durante la noche; sin embargo, el Invea expresó que eso no era verdad, pues a pesar de que el dueño del lugar retiró los sellos horas más tarde, el restaurante sigue clausurado.

La dependencia explicó que los sellos forman parte de la clausura, pero no son los que determinan ante el instituto si la acción continua o no, pues éstos son más una advertencia a los asistentes de que el establecimiento está cometiendo una falta.

Informaron que a pesar de la oposición del dueño, el establecimiento permanecerá cerrado y será reabierto hasta que presente los permisos de uso de suelo solicitados por el Invea, además de que tendrá que pagar una multa de más de 52 mil pesos.

Maviael León, asesor jurídico de la taquería, acusó que el operativo se hizo sin mostrar alguna orden para ejecutar la clausura.

Señaló que forma parte de una serie de represalias del instituto, ya que, asegura, el dueño del establecimiento se negó a pagar 100 mil pesos que presuntamente le exigió personal del Invea.

Al respecto, la dependencia reiteró que en todo momento actuó conforme a derecho y en pleno cumplimiento a sus atribuciones legales.

Por esa razón, autoridades del instituto indicaron que de existir alguna irregularidad por parte de su personal, los propietarios del negocio pueden presentar su denuncia ante el órgano de control interno o en la procuraduría capitalina.

Indicaron que la clausura únicamente responde a que el local presenta un “problema de uso de suelo”, supuestamente por haber excedido el área autorizada.

Aseguraron que el negocio tiene permitidos 190 metros y que el trámite para regularizar los metros que tiene de más “es un proceso automático”.

En tanto, la jefa delegacional en Miguel Hidalgo, Xóchitl Gálvez, consideró muy rigorista la clausura de la taquería El Borrego Viudo, y aseguro que hay casos más graves de violaciones al uso de suelo y que en este caso se puede resarcir fácilmente con un nuevo trámite.

Tras acudir por la tarde al establecimiento, Gálvez recordó que los dueños del local acudieron a ella hace 15 días para acusar que personal del instituto los amedrentó, al advertirles que serían clausurados porque supuestamente vendían bebidas alcohólicas.

La jefa delegacional rechazó que se venda alcohol en el sitio y comentó que el establecimiento tiene su expediente en orden en materia de giro mercantil.

El Borrego Viudo es una de las taquerías más famosas de Ciudad de México. Sus inicios se remontan a 1969.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.