Saquean dos residencias al sur de Monterrey

Los delincuentes se apoderaron de dinero, centenarios, joyería, relojes, aparatos electrónicos y otros objetos de valor de domicilios que estaban en la misma calle.
Elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones interrogaron a los guardias que vigilan el acceso al fraccionamiento.
Elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones interrogaron a los guardias que vigilan el acceso al fraccionamiento. (Foto: Agustín Martínez)

Monterrey

Ante la falta de seguridad y vigilancia policiaca, los ladrones hicieron de las suyas, y por partida doble, en un fraccionamiento de la zona sur de Monterrey.

Dinero, centenarios, joyería, relojes, aparatos electrónicos y otros objetos de valor, fueron sustraídos por los delincuentes, quienes aprovecharon la ausencia de moradores en un par de residencias.

TE RECOMENDAMOS: Van más de 200 homicidios en el año en Nuevo León

Los casos fueron reportados durante el fin de semana en los números 106 y 109 de la calle Lerma, en la colonia ubicada cerca del sector Valle Alto.

En el primero de los hechos, el afectado relató que salió durante unos momentos en compañía de su familia, y al regresar se dio cuenta de que la reja de la cochera no tenía seguro.

Al dirigirse al interior de la finca pudo percatarse de que había desorden, y que una o más personas sustrajeron diversos objetos y dinero en efectivo.

Expresó que le faltaban 10 relojes de pulso de reconocidas marcas, joyería diversa y dos maletas, además de una caja fuerte que fue robada del sótano, y la cual contenía 20 centenarios y efectivo.

Prácticamente a la misma hora, las 17:40 del domingo, se reportó el otro ilícito, a tan sólo unos metros del primero, pero en la acera contraria.

En el número 109 de la misma calle Lerma, los desconocidos robaron unos lentes de reconocida marca, una pluma y un reloj de bolsillo, además de dos aparatos de videojuegos y varias mancuernillas de plata.

El dueño de la casa refirió ante las autoridades que, junto con su familia, estuvo ausente en el transcurso del día, y al regresar fue su hijo quien los puso al tanto.

El menor señaló haber encontrado su cuarto en completo desorden, y al revisar el interior se dieron cuenta de todas las cosas que faltaban.

Elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones interrogaron a los guardias que vigilan el acceso al fraccionamiento, y quienes se desempeñan para la empresa Corporativo de Servicios Especializados.

Los agentes ministeriales también revisaron los videos y la bitácora de la guardia, con el fin de establecer la relación de vehículos que ingresaron y salieron esa tarde.