Se salvan dos hombres de fallecer enterrados

Colocaban una estructura de madera y se les vino encima un alud de tierra. 

Lagos de Moreno

Dos trabajadores de una obra carretera en Lagos de Moreno quedaron parcialmente enterrados por un alud de tierra, sin embargo alcanzaron a ser rescatados con vida por sus propios compañeros, aunque con algunas lesiones, por lo que fueron llevados a un hospital.

Fue este lunes por la mañana, cuando Julián Marín Mora, de 38 años y Antonio Máximo Moreno Peña, de 43 y ambos vecinos del estado de Puebla, se encontraban laborando en la ampliación de la carretera libre Lagos-León y se disponían a apuntalar una estructura de madera para colar un puente, pero la tierra de alrededor, que se encontraba reblandecida por las lluvias de los últimos días, se vino abajo, cubriendo casi por completo a los dos hombres.

Compañeros de la obra, al ver lo ocurrido fueron en ayuda de los dos hombres y comenzaron a remover la tierra con palas y una retroexcavadora de la misma empresa constructora.

Las maniobras de rescate se prolongaron por varios minutos, llegando después rescatistas de la Cruz Roja y otras corporaciones, mientras que la Policía Federal cerró parcialmente la circulación de la carretera, para no entorpecer las labores.

Finalmente los obreros pudieron ser liberados, resultando con lesiones y fracturas, sobre todo en las extremidades, por lo que fueron llevados a un hospital con heridas regulares.