Alfonso no hará nada contra sobrinas: abogado de hombre liberado por Corte

El abogado Baldomero Mendoza dijo que su cliente no es una amenaza para sus sobrinas, porque se comprobó que él no mató a su hermana Patricia ni a su cuñado Gerardo Zamudio.
Patricia Martín del Campo Dodd, Alfonso Martín del Campo Dodd y Gerardo Zamudio Aldaba.
Patricia Martín del Campo Dodd, Alfonso Martín del Campo Dodd y Gerardo Zamudio Aldaba. (Tomada de alfonsomartindelcampododd.com)

Ciuda de México

El abogado Baldomero Mendoza explicó que su cliente, Alfonso Martín del Campo logró su libertad porque la Corte reconoció que el no mató a su hermana Patricia y su cuñado Gerardo Zamudio.

“Alfonso Martín del Campo es inocente porque el procedimiento que se siguió en esta última etapa es un incidente que en derecho conocemos como incidente de reconocimiento de inocencia. Lo que buscamos fue presentar una serie de pruebas para revertir y tener una nueva resolución”, dijo en entrevista con Ciro Gómez Leyva, para Radio Fórmula.

Sobre el temor de las sobrinas de Alfonso Martín pueda tener algún tipo de represalias contra ellas, Baldomero Mendoza aclaró que se trata solo de suposiciones.

“Son suposiciones que están realizando las entonces dos menores, hoy ya mujeres adultas sobre lo que pueda realizar Alfonso. Alfonso es inocente del caso y sino fue quien cometió el homicidio de su hermana y su cuñado, mucho menos va hacer algo contra sus sobrinas”.

-¿Cómo se encuentra su cliente en este momento?

-Alfonso tiene dos días que salió, no se encuentra en la ciudad de México, le ha sido bastante difícil incorporarse a alguna actividad. Ha preferido no hablar ante los medios, no va a dar entrevista. No va a preparar nada, no trata de defenderse. Tenía 23 años de encierro, no sabe qué hacer, por lo que pidió unos días para reflexionar y ver cuál es su nueva situación, desconoce qué es la libertad.

El martes pasado, la primera sala de la Suprema Corte ordenó la inmediata libertad de Alfonso Martín del Campo Dodd, tras otorgarle un amparo liso y llano, debido a que fue torturado para autoincriminarse por el homicidio de su hermana y cuñado, crimen cometido hace 23 años.

Desde 2011, órganos nacionales e internacionales, entre ellos la propia Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal y la Comisión de Derechos Humanos capitalina, así como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, emitieron resoluciones en el sentido de que Del Campo fue detenido arbitrariamente y sometido a tratos crueles, inhumanos y degradantes.

Alfonso fue sentenciado a 50 años de prisión por el asesinato de su hermana Patricia y su cuñado Gerardo Zamudio, quienes murieron apuñalados en su casa en la colonia del Valle.

Acudió a declarar en calidad de víctima, pero fue detenido arbitrariamente, cambiando su estatus a la de principal sospechoso, por lo que fue llevado a la sede policiaca en Benito Juárez, donde fue torturado.