Rolando amagó con pistola que parecía de verdad: PGJE

El hombre que perdió la vida a manos de uniformados de Fuerza Civil los amenazó con un artefacto de fierro que simulaba ser un arma, por lo que los policías lo mataron, indicó el procurador.
Adrián de la Garza, procurador de Justicia.
Adrián de la Garza, procurador de Justicia. (Especial)

Monterrey

Rolando García Sánchez, el hombre que murió a manos de elementos de Fuerza Civil en Santiago, amagó a los policías con una pistola de fierro de perdigones, muy similar a un arma, por lo que los uniformados creyeron que se trataba de una de verdad y le dispararon en una persecución, expresó el procurador de Justicia del Estado, Adrián de la Garza Santos.

En entrevista con el arquitecto Héctor Benavides para el Telediario Nocturno, el procurador expresó que García Sánchez se puso en una condición de peligro al amagar a los policías con lo que parecía ser una pistola de verdad.  

“Podemos determinar que el arma es similar a las de verdad, es decir, es un arma de fierro, es un arma que simula las características de un arma de fuego, pero que no dispara balas, dispara perdigones o bolitas de plástico. Lamentablemente esta condición puso a esta persona en una condición de peligro”.

Aunque en un principio se manejó que los policías habían dicho que hubo disparos por parte del ahora occiso, De la Garza Santos descartó esta situación al comprobarse que traía una pistola de perdigones.

El procurador de Justicia hizo un exhorto a la población a no traer este tipo de armas, porque el policía que está en la calle no sabe que es una pistola de mentira.

De la Garza Santos refirió que el día de los hechos, una familia se acercó a policías de Fuerza Civil para denunciar que momentos antes habían sido cerrados por un vehículo Spirit con las características similares al de Rolando García Sánchez, y que además los había amagado con un arma de fuego.

“Lo que hace Fuerza Civil inmediatamente es desplegar un operativo para ubicar a la persona que había sido el agresor de esta familia. Localizan el vehículo, se le trata de dar seguimiento y se le trata de abordar a efecto de poder revisar a esta persona”.

Añadió que lo que declaran los elementos de Fuerza Civil es que García Sánchez los amagó en un par de ocasiones con el arma de fuego que traía en su mano y la situación se tornó en una persecución en la que los elementos de Fuerza Civil accionaron sus armas de fuego acabando con la vida de la persona.

Luego de que se informara que siete elementos de Fuerza Civil se encuentran arraigados para ser investigados por la muerte de Rolando García Sánchez, el procurador de Justicia manifestó que el Ministerio Público evaluará la actuación de los policías.

“Si no actuaron precipitadamente, si no hubo un exceso, el número de casquillos, la posición víctima-victimario. 

“Yo no quiero justificar a nadie, pero lo que declaran ante el Ministerio Público es que fueron amagados con el arma y coincide con la declaración que dice la familia, que esta persona que falleció los estuvo amagando y cerrando. No quiero hacer juicios a priori. Hay que esperar el desahogo de todas estas pruebas. Si hubo un exceso, se va a castigar, como se ha hecho en otras ocasiones”.

Detalló que el arraigo tiene una duración máxima de 30 días, pero harán lo humanamente posible para llegar a una conclusión en menos tiempo.

Mencionó que se está haciendo un examen de trayectorias de las balas con cintilla a fin de determinar la posición de cada uno de los tiradores, además de que se investigan los plomos para saber qué elemento de Fuerza Civil disparó cada bala.

Horas antes, el vocero de Seguridad del Estado, Jorge Domene Zambrano, había informado sobre el arraigo de los siete elementos de Fuerza Civil y que Rolando García Sánchez falleció a consecuencia de dos impactos de bala.

Rolando García Sánchez, de 32 años, quien regresaba de un torneo de golf, viajaba en un automóvil Spirit blanco modelo 1998 al momento de la persecución.Ésta terminó en la colonia Paseo del Vergel, donde el individuo estrelló su vehículo contra una barda luego de recibir un disparo en la nuca y otro en el brazo.

Carlos Guajardo Arévalo, dueño y director general del campo de golf El Sol, expresó que Rolando García Sánchez salió entre las 22:30 y 23:00 de esas instalaciones, ubicadas en Allende, y tanto él como otros amigos, no notaron nada extraño en su conducta.