Tránsitos pedían 5 mil a taxista que robó a un muerto

La Procuraduría General de Justicia investiga a los agentes viales que no consignaron al vehículo de transporte público pese a la detención.
Detención de taxista en Tampico, acusado de robo.
Detención de taxista en Tampico, acusado de robo. (Noel Vergara)

Tampico

La buena labor de los agentes de tránsito que detuvieron al sujeto que robó a un muerto, se vió opacada luego de que se descubriera que presuntamente le pidieron cinco mil pesos para no consignar su taxi ante la PGJ.

La Procuraduría General de Justicia investiga este caso, ya que existe la interrogante del por qué no fue consignada la unidad motriz de Roberto Brizuela Trejo cuando fue detenido por agentes de la delegación de Tránsito de Tampico.

En días pasados Roberto Brizuela se topó con el accidente cuando manejaba un vehículo de alquiler sobre la Tampico-Mante, por lo que detuvo la marcha de su unidad y se acercó a “ayudar” al infortunado automovilista sin imaginar que en el lugar se aglomeraría una gran cantidad de gente quienes lo detectaron cuando se robaba las pertenencias del automovilista.

Cuando tenía los objetos en sus manos salió del carro siniestrado pero no contaba que los agentes viales ya habían sido enterados de las negras intenciones de esta persona, siendo en ese instante asegurado y de entre sus pertenencias localizaron la Tablet y el celular del fallecido.

El taxista fue detenido y puesto a disposición de la agencia primera del Ministerio Público Investigador por el delito de robo. Señaló el fiscal que el taxi en el que se conducía el detenido no fue puesto a disposición de la Procuraduría General de Justicia.

Cabe señalar que el trabajador del volante aseguró que le habían pedido la cantidad de cinco mil pesos en efectivo para que su taxi no fuera puesto a disposición del Ministerio Público, no tuviera que ser arrastrado por la grúa y no fuera enviado al mesón, lo que implicaría un buen gasto de dinero.

Al verse acorralado, el taxista tuvo que pagar el dinero y el taxi quedó a salvo mientras que él sí fue consignado y puesto tras las rejas.