Aumenta robo de combustible en 8 municipios de Hidalgo

Suman 24 casos de tomas clandestinas en lo que va del año en esa entidad.
Las tomas clandestinas representan un riesgo para la población por el método rústico con el que son instaladas.
Las tomas clandestinas representan un riesgo para la población por el método rústico con el que son instaladas. (Francisco Villeda)

Tula de Allende

El hallazgo de tomas clandestinas en ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) en la región de Tula va al alza durante 2014.

En este año se han registrado al menos 24 tomas clandestinas en diferentes municipios de Hidalgo.

Uno de los casos recientes ocurrió el sábado 2 de agosto a las 08:30 horas cuando fue localizada una camioneta con garrafones y bidones cargados con diésel presuntamente sustraído de un pozo de Pemex, situado entre los ejidos de Atengo y San Mateo, en Tezontepec de Aldama.

Horas antes, en Tula de Allende, a la altura de las vías Teocalco la policía estatal aseguró a una pipa que de igual manera extraía ilegalmente diésel del ducto Tula-Salamanca, mientras estaba aparcada sobre el carril hacía Pachuca de la carretera Arco Norte.

En ambos casos no hubo detenidos. Los vehículos y el combustible confiscado fueron puestos a disposición del Ministerio Público para el inicio de las respectivas averiguaciones previas.

Sin embargo, no son los únicos casos, pues desde enero hasta la fecha han aparecido conexiones ilegales en ductos de Pemex que cruzan por comunidades y colonias de Ajacuba, Atotonilco de Tula, Tepeji del Río, Tetepango, Tezontepec de Aldama, Tlahuelilpan, Tlaxcoapan y Tula de Allende.

Lo mismo parecen zonas de difícil acceso que a un costado de carreteras estatales o federales, como en el caso de la vialidad Jorobas-Tula y Arco Norte, pormenorizaron policías estatales en la zona.

Reyes Lucio Villegas, comandante comisionado a la dirección de Seguridad Pública y Tránsito Municipal de Atotonilco de Tula, dijo que para combatir estos ilícitos el grupo interinstitucional de Seguridad acordó realizar recorridos de vigilancia por las líneas de ductos que cruzan por las respectivas demarcaciones.

De manera simultánea grupos de Fuerza de Tarea de la policía estatal realizan inspecciones para combatir ese delito.

Pero además de la merma a Pemex, las tomas clandestinas también representan un riesgo para la población por el método rústico con el que son instaladas.

En agosto y en octubre de 2012 se registraron igual número de contingencias relacionados con fugas en tomas clandestinas halladas en Tezontepec de Aldama y Tepeji del Río, respectivamente, lo que activó las alarmas en la atención de estos percances.

Consultados al respecto, bomberos de la ciudad de Tula indicaron que debido a esto cuentan con protocolo a seguir tras la localización de tomas clandestinas.

Según los tragahumos, cuando se realizan estos hallazgos deben notificar a las autoridades correspondientes para posteriormente proceder a revisar el tipo de material que circula por el ducto.

"Dependiendo del tipo de material se lleva a cabo el análisis para cuantificar el riesgo para la población", subrayaron los elementos.

Luego de esto, si la dependencia local puede atacar el derrame lo hace, sino espera la llegada de Pemex para que a través de labores conjuntas se controle la contingencia.

Este modo es aplicado también por PC Atotonilco de Tula, Atitalaquia, Tlaxcoapan, Tepeji del Río y Tlahuelilpan, según confirmaron sus elementos consultados.