Hurtan 12.8 mil armas al sector seguridad en 10 años

La más afectada fue la PGR, con mil 171, seguida por la Policía Federal, con mil 54, e incluso el Cisen reportó el robo de 102; por entidades, la CdMx informó en 2009 la pérdida de 800.
El incidente se investiga como un accidente
(Shutterstock)

México

Ni el órgano de seguridad nacional, el Cisen, se salva del robo y extravío de armas de fuego, situación que al parecer es muy común en las secretarías de Seguridad Pública, fiscalías y procuradurías, incluida la general de la República y la Policía Federal.

De acuerdo con registros de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) de 2006 a la fecha, las mencionadas instituciones estatales, incluida la Ciudad de México, además de las dependencias federales, han reportado el robo y extravío de 12 mil 878 armas de fuego, tanto largas como cortas.

En ese periodo, la Procuraduría General de la República denunció la desaparición de mil 171 armas, mientras que la Policía Federal mil 54 y el Centro de Investigación Seguridad Nacional solo 102.

El Servicio de Protección Federal, que se encarga de la custodia de funcionarios, traslados e instalaciones, es el área donde menos robos y extravíos hay a nivel federal, porque solo se contabilizan 15 casos.

El resto de las armas, 10 mil 536, se extraviaron o reportaron robadas en cada uno de los 31 estados y la Ciudad de México, particularmente en procuradurías y fiscalías de justicia, así como en las secretarías de Seguridad Pública.

La desaparición de las armas ocurrió en una época en que se recrudeció la violencia en el país, después de que el presidente Felipe Calderón le declaró la guerra al crimen organizado.

El mayor número de robo o extravío de armas en una entidad federativa se reportó en la Ciudad de México en 2009, en la Secretaría local de Seguridad Pública; en ese año se denunció la ausencia de 800 armas, 637 de las cuales eran cortas y 163 largas.

La información proporcionada por la Secretaría de la Defensa Nacional, en respuesta a una petición de información con base a la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información, indica que en 2006, la capital señaló que le faltaban 134 armas; en 2007, 18; en 2008, seis; en 2010, seis; en 2011, 160; en 2012, 143; en 2013, 102; en 2014, 96 y en 2015, nueve. En los primeros meses del presente año no se había suscitado algún incidente.

El Estado de México es otra de las entidades con mayor número de reporte de robo y extravío de armamento de sus corporaciones policiacas.

La entidad mexiquense reconoció que en 2006 le faltaban 70 armas, de las cuales 62 eran cortas y el resto largas; en 2007 no había 11 armas; en 2008 le faltaban 21; en 2009 no encontraban 97;  en 2010, 61; en 2011, 344; en 2012 fueron 347; en 2013, 180; en 2014, 235; en 2015, 378; y en el transcurso de este año no sabían del paradero de 43 armas.

Otros estados con la misma problemática son Chihuahua, Guerrero y Jalisco, regiones del país donde se han instalado cárteles del narcotráfico y escisiones de estos.

Importación

En febrero del presente año, el Instituto Internacional de Estudios de la Paz de Estocolmo (Sipri por sus siglas en inglés) dio a conocer que la importación de armas de fuego a México entre 2011 y 2015, aumentó 331 por ciento, en comparación con el periodo 2006-2010.

El mencionado instituto dijo que esta importación se debe a la “guerra” que mantiene el gobierno federal contra los cárteles del narcotráfico.

Según los datos sobre transferencias internacionales de armas publicadas por Sipri, las entregas también incluyen aviones, barcos y vehículos blindados.

En la parte dedicada a México, el instituto detalló que el aumento de armas a nuestro país “está conectado principalmente a la guerra” contra las organizaciones criminales.

“Las entregas incluyen una variedad de aviones de transporte, marítimo, aviones patrulla, aviones de ataque a tierra básica, helicópteros armados, barcos patrulla y vehículos blindados ligeros”, señaló el Sipri.