Roban joyería y aves exóticas de residencia en Monterrey

Entre lo extraído se registraron artículos de oro y plata, un reloj con diamantes, dinero en efectivo y siete aves exóticas.
Elementos de la Policía de Monterrey, Fuerza Civil y ministeriales atendieron el reporte de robo en Anastasio Treviño y Félix U. Gómez.
Elementos de la Policía de Monterrey, Fuerza Civil y ministeriales atendieron el reporte de robo en Anastasio Treviño y Félix U. Gómez. (Especial)

Monterrey

Delincuentes saquearon un domicilio en el centro de la ciudad y lograron un botín de 300 mil pesos en oro y siete aves exóticas.

El robo fue cometido en el cruce de la calle Anastasio Treviño y Félix U. Gómez, dentro del primer cuadro de ciudad.

Se informó que los hechos fueron descubiertos por la propietaria de la casa identificada como Paulina Estrada Carrizales, de 75 años de edad, quien es enfermera retirada.

Ella salió de su casa alrededor de las 11:00 del miércoles para acudir a un funeral, y regresó a las 16:00 del mismo día.

La enfermera retirada se dio cuenta de que en el piso había un desarmador y la puerta principal de forja estaba abierta, igual que la puerta principal de su casa, hechos que de inmediato reportó a la Policía con el apoyo de una vecina.

Se estableció que el o los delincuentes encerraron dos perros en la cocina y posteriormente comenzaron el saqueo.

El botín extraído fue valuado en 300 mil pesos en oro, 14 mil en joyería en plata, siete mil pesos en efectivo y un reloj con diamantes.

Además, los ladrones se llevaron dos cotorros de nombres Pancho y Julia, además de varias aves de la especie Ninfa y pericos diversos.

Las aves exóticas fueron robadas con todo y jaulas, lo que hace presumir a la Policía que los sujetos llegaron en un vehículo.

La casa ubicada sobre la acera del lado norte de la calle Anastasio Treviño, tiene portón y puerta de forja y las bardas están protegidas con puntas de acero.

Asimismo, en la esquina con la avenida Félix U. Gómez existe una cámara de circuito cerrado.

Los agentes recolectores de evidencias ingresaron al domicilio y se dieron cuenta de que todos los cuartos estaba  removidos, haciendo evidente que los delincuentes sabían que la afectada no regresaría pronto.

Al lugar llegaron elementos de la Policía de Monterrey, así como Fuerza Civil y ministeriales.