Tocan su puerta y dos hombres entran a robar

El dueño de la casa ubicada al sur oriente de Torreón, salió a ver quién era y uno de los sujetos entró violentamente y lo golpeó. Lo que vieron que lograron llevarse fueron teles y celulares.

Torreón, Coahuila

La mañana de este jueves fue terrible para una familia de una colonia ubicada al sur oriente de la ciudad de Torreón. 

Aunque las cosas transcurrían con normalidad, el dueño de la casa escuchó que tocaban la puerta y salió a ver quién era. Por desgracia, eran dos ladrones. 

A pesar de estar golpeado, el dueño de la finca no quiso que se llamara a Cruz Roja.

Uno de ellos ingresó violentamente a la casa y golpeó al propietario, enfrente de la madre de él y de la muchacha que les ayuda con la limpieza.

Aparte, amagó con una arma corta tanto al hombre como a las mujeres, mientras su cómplice procedía a sacar de la casa objetos diversos. 

Lo que vieron que sacaron, fueron dos pantallas televisivas de modelo reciente, y tres teléfonos celulares. Cabe destacar que no se percataron en ese momento si habían sustraído algo más. 

En cuanto fue posible para las víctimas, luego de irse los agresores, llamaron al número de emergencias, acudiendo al lugar, que se omite por seguridad de ellos, agentes de la Policía de Torreón. 

Informaron como sucedieron los hechos ante las autoridades de la corporación. A pesar de estar golpeado, el dueño de la finca no quiso que se llamara a Cruz Roja. 

Así mismo, les indicaron a los oficiales que se trataba de dos sujetos, uno delgado y otro robusto, ambos con gorras negras, chamarras negras y botas negras. No lograron ver si llegaron a bordo de algún vehículo. 

A la familia se le indicó que la denuncia por este hecho delictivo se hace en las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia del Estado. 

Antes de salir de la vivienda, donde en todo momento tuvieron sometida a la familia, los ladrones lanzaron groseras amenazas a los moradores, diciéndoles que ni se les ocurriera denunciar.

Eso no fue todo. Con teléfonos que ellos mismos traían, les tomaron fotografías al hombre, a la señora y a la muchacha. También tomaron hicieron capturas de las fotos colgadas en las paredes, de la familia. 

En esta ocasión, ante la ausencia de características de algún vehículo, no se boletinaron datos. A la familia se le indicó que la denuncia por este hecho delictivo se hace en las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia del Estado.