Cae banda que robaba 4 millones de litros de gasolina al mes

El líder de la banda pagaba más de 5 mdp al mes para la sustracción ilegal del combustible en Altamira, Tamaulipas, informó la PGR.

Ciudad de México

El procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, anunció el primer golpe al "centro" que se da una las organizaciones que se dedican al robo de hidrocarburos, la cual se beneficiaba con 4 millones de litros de combustible al mes y cuyo líder es el dueño de la empresa Petrobajío, quien contrató los servicios del crimen organizado.

Aunque el funcionario federal omitió dar el nombre del grupo delictivo que trabajaba para Petrobajío, autoridades del gobierno federal revelaron que se trata del Cártel del Golfo, organización que recibía más de 5 millones de pesos por el robo de combustible en Altamira, Tamaulipas.

"Estamos en el camino de hallar a las otras empresas para que no se dañe la economía de Pemex y del país", expresó el procurador.

El combustible sustraído era comercializado en Jalisco, San Luis Potosí y Guanajuato a empresas como fundidoras de metal.

Tomás Zerón, director de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR, detalló que entre los detenidos se encuentra el líder de la banda, el dueño de la empresa Petrobajío, que contaba con una concesión de Pemex para la distribución de hidrocarburos y por lo cual recibía pagos por 5 millones de pesos mensuales.

Zerón indicó que hay policías coludidos con la banda, pues a cambio de cuotas mensuales no los detenían. Detalló que la forma en lo que los identificaban era a través de la rotulación, a manera de contraseña, de los vehículos en los que transportaban el combustible.

El director de la Agencia de Investigación Criminal indicó que la investigación inició el 7 de marzo y ese día se detuvo a un integrante de la banda en Silao, Guanajuato, mientras conducía un tractocamión con 40 mil litros de combustible.

Explicó que las indagatorias continuaron y el 12 de septiembre se ubicaron tomas clandestinas y se aseguraron cuatro tractocamiones, tres de ellos autotanques con capacidad de 40 mil litros y otro más con capacidad de 50 mil litros.

Mientras que el 25 de septiembre durante un cateo en diversos puntos se logró la detención de cinco personas, entre ellas el líder da la banda, a quien le fueron aseguradas sus empresas y congeladas sus cuentas bancarias.

Derivado del operativo fueron decomisados 35 tractocamiones con dos pipas con capacidad de 60 mil litros; 22 camiones sencillos con capacidad de 30 mil litros; 43 pipas con capacidad de 40 mil litros; 32 equipos celulares; 7 vehículos; 40 equipos de cómputo; tres armas; dos inmuebles y 605 mil pesos en efectivo.

La PGR ejerció este lunes acción penal contra los detenidos por los delitos de delincuencia organizada, sustracción, aprovechamiento y posesión de hidrocarburos, así como por posesión de armas y por enriquecimiento con recursos de procedencia ilícita.

Con información de Milenio Digital