Pistoleros plagian a mujer y roban caja fuerte

Un grupo de hombres irrumpieron en la casa de la víctima, en Guadalupe, y se la llevaron en su propia camioneta.

Guadalupe

Un grupo de hombres armados irrumpió en una vivienda del municipio de Guadalupe y privó de la libertad a una mujer, además de llevarse una caja fuerte y una camioneta.

El incidente provocó un fuerte despliegue de cuerpos policiacos y hasta la noche de ayer se desconocía la ubicación de la víctima, una comerciante de 44 años.

Los hechos ocurrieron poco después del mediodía en una casa ubicada en las calles El Maizal y La Acequia, en la colonia Hacienda San Miguel.

Hasta ese sitio se trasladó personal Antisecuestros de la Procuraduría estatal para dialogar con uno de los hijos de la mujer afectada, de tan sólo 15 años de edad.

Con el testimonio del adolescente y de varios vecinos, se estableció que los delincuentes llegaron en una camioneta Voyager color gris, así como en dos taxis Tsuru, uno en color verde y otro blanco.

Los desconocidos ingresaron a la vivienda y sometieron a la víctima, quien es dueña de varios locales de ropa en la avenida Acapulco, y de un lote de autos usados en la colonia La Noria, de Apodaca.

Uno de los maleantes encerró en un cuarto al menor y lo cubrió con una sábana, mientras los otros le exigían dinero y objetos de valor a la señora.

Trascendió que a ella le dieron tiempo de que se cambiara de ropa, y luego se la llevaron en la camioneta Voyager.

Uno de los sujetos abordó y se llevó una camioneta Ford Freestar color blanco, propiedad de la mujer.

Además de privar de la libertad a la señora, la banda se apoderó de una caja fuerte en la que había 50 mil pesos y diversos documentos.

Fuentes allegadas a las investigaciones indicaron que a principios del mes de septiembre la comerciante recibió una llamada telefónica, mediante la cual intentaron extorsionarla.

Una voz masculina le dijo que él era parte del cártel Del Golfo, y que debería entregarle cierta cantidad de dinero. La señora no hizo caso y ya no le volvieron a llamar.

Las personas allegadas a la familia comentaron que desde la noche del martes observaron movimientos de vehículos y personas extrañas por las calles de ese sector.

Un tipo a bordo de un automóvil Nissan Versa color blanco, estuvo estacionado, durante varios minutos, a escasos metros de la casa de la afectada.

En el transcurso de la tarde de ayer no se tuvieron noticias de la comerciante ni tampoco si sus seres queridos recibieron alguna llamada para exigirles el pago del rescate.

Los habitantes de Hacienda San Miguel se manifestaron asustados y temerosos por los índices de inseguridad, ante la falta de vigilancia por parte de las autoridades policiacas.