• Regístrate
Estás leyendo: Robaban, destazaban y vendían producto en carnicerías
Comparte esta noticia

Robaban, destazaban y vendían producto en carnicerías

Además del delito de robo de ganado, se les acusa por asociación delictuosa y portación de armas de fuego.

Publicidad
Publicidad

Presuntos integrantes de una banda de abigeos que operaba en varios municipios de la huasteca potosina fueron detenidos por agentes de la Policía Ministerial del Estado, que confesaron que se robaban las vacas, las destazaban y luego vendían la carne en algunas carnicerías o con conocidos.

Los detenidos son hermanos y fueron identificados como Juan Carlos "N" y Gilberto "N", así como Nicolás "N"; los dos primeros fueron ubicados en el predio "El Turural", ubicado en el tramo carretero Tampamolón–Tancanhuitz, perteneciente al municipio de Tampamolón.

Fueron detenidos luego de que horas antes, reportaron el robo de dos becerras negras y un becerro suizo, de aproximadamente 150 kilos cada uno, que pertenecían al señor Elpidio Yáñez.

Los ahora detenidos acudieron a la propiedad del afectado la madrugada del 25 de noviembre, dañaron el corral para poder sustraer a los animales. La víctima dijo que no era la primera vez que le robaban.

Ya se tenía el antecedente de otros afectados que dijeron que por los lugares donde ocurre el robo de ganado habían visto una camioneta Pick Up blanca, sin placas de circulación, en la cual se trasladan dos jóvenes que se dedican a la compra de ganado, quienes viven en la comunidad de Altamira, del municipio de San Antonio.

Agentes asignados a Tanlajás y San Antonio y del grupo especializado para el Combate al Abigeato y Robo de Infraestructura Agropecuaria se entrevistaron con Román Loredo, quien transportaba en ese momento cuatro becerros de distintos colores, asegurando que se los habían vendido los hermanos Juan Carlos y Gilberto.

El hombre mostró los documentos que le entregaron y el precio que pagó por los animales, acreditando de esta forma la legal procedencia de los semovientes, asegurando que tiene ya mucho tiempo comprándoles animales a los dos hermanos, por lo que los policías procedieron a buscarlos.

Al encontrarlo, cuestionaron a Juan Carlos, quien se puso muy nervioso y terminó por confesar a lo que se dedicaba, diciendo que de inmediato regresaría los tres animales que acababan de sustraer.

Entregaron los semovientes y se les encontró un rifle calibre .22 marca Stevens.

Los hermanos dijeron que un amigo de nombre Nicolás de 22 años de edad, los ayudaba a cometer los robos y que los animales los guardaban en el terreno de otra persona, ubicado en la colonia Altamira, en el municipio de San Antonio.

Buscaron al tercer involucrado, Nicolás, quien reconoció que por 200 pesos ayudaba a los hermanos a cargar la carne de las vacas que destazaban en diferentes municipios, a los animales les disparaban con su rifle y la carne la vendían en diversos negocios.

Se descubrió además que están relacionados con seis averiguaciones previas penales.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.