Se calientan los ánimos en la función de box

Una batalla campal se dio entre las porras de Fernando "Alacrán" Ramos y Guillermo "Hormiga" Rodríguez, cuando comenzaron a pelearse a sillazos en el Gimnasio Municipal de la Unidad Deportiva.
En cuestión de segundos, comenzaron a volar sillas y botes de cerveza de un área a otra.
En cuestión de segundos, comenzaron a volar sillas y botes de cerveza de un área a otra. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

Sillas y botes de cerveza volaron en una fuerte riña campal entre asistentes a un evento de box en el Gimnasio Municipal de Torreón, ubicado en la Unidad Deportiva, ya que las personas que fueron a disfrutar de la pelea no quedaron conformes con los resultados y bajo los influjos del alcohol, decidieron arreglar las cosas a golpes.

Los hechos ocurrieron a las 22:30 horas, cuando la gente que fue a apoyar al boxeador Fernando "El Alacrán" Ramos, se sintió ofendida al ver que su ídolo tenía la pelea ganada y el triunfo se lo dieron a Guillermo "La Hormiga" Rodríguez, la porra de éste último comenzó a calentar los ánimos al burlarse de los contrarios, por lo que se inició un intercambio de palabras altisonantes.

Repentinamente, en cuestión de segundos, comenzaron a volar sillas y botes de cerveza de un área a otra, los revoltosos se dieron con todo sin importar la presencia de mujeres y niños en las filas, los golpes se hicieron presentes por varios minutos y elementos de la Policía Municipal que se encontraban resguardando el evento, tuvieron que solicitar apoyo.

En cuestión de pocos minutos, el encargado del sector sur puso la situación bajo control, los ánimos se calmaron cuando los elementos municipales entraron a la escena, en el lugar no se detuvo a nadie para no alterar más a la gente y se decidió retirarlos poco a poco hasta desalojar en Gimnasio para evitar otra situación en el interior.

Paramédicos de Cruz Roja acudieron para revisar a algunas personas que presentaban golpes en diferentes partes del cuerpo, por fortuna sólo eran lesiones que no ponían en riesgo la vida de las personas.

En el interior del lugar, quedaron las sillas regadas y mucha gente presentó crisis nerviosa ante la situación.