• Regístrate
Estás leyendo: “Riesgo de estallido social si se restringe el cultivo”
Comparte esta noticia
Lunes , 24.09.2018 / 04:38 Hoy

“Riesgo de estallido social si se restringe el cultivo”

El jerarca eclesiástico se pronuncia en favor de que el Estado analice la posibilidad de legalizar tanto la amapola como la heroína; “Estados Unidos ya lo ha hecho”, señala Salvador Rangel, obispo de Chilpancingo.

Publicidad
Publicidad

El obispo de la diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, advirtió que si se restringe totalmente la producción de amapola a los habitantes de la sierra y no se generan alternativas reales para detonar su economía, la consecuencia en esa parte de la entidad será un gran levantamiento social.

Por ello, se pronunció en favor de que el Estado mexicano analice la posibilidad de legalizar tanto la amapola como la heroína:

“Hay que encontrar una salida. Legalizar la amapola o la heroína no es ninguna novedad. Estados Unidos lo ha hecho. Sobre todo los laboratorios Bayer, ya desde 1880. Sería una de las salidas de México, de nuestras instituciones: tratar de legalizarlas. O encontrar laboratorios que legalicen esa goma de opio en la heroína. Precisamente por eso se llama heroína, porque fue la medicina más importante de Estados Unidos”, expresó Rangel.

Entrevistado en el barrio de Santa Cruz, Rangel Mendoza recordó que ante la severa problemática que enfrenta la entidad en materia de inseguridad, lo que se puede hacer es mantener el diálogo para observar los puntos de vista de cada ente social, incluso de aquellos que en estos momentos se encuentran al margen de la ley.

La intención, de acuerdo con el obispo, es buscar la manera de llegar a un acuerdo que convenga a todos, para devolver la tranquilidad a la entidad.

Aclaró que no plantea institucionalizar la droga, pero consideró importante tomar en cuenta que cada efecto tiene una causa, la cual en muchos casos encuentra legitimidad.

En el caso de la violencia, destacó que ancestralmente se tiene el antecedente de la descomposición social generada por la falta de oportunidades de desarrollo, principalmente por las deficiencias que hay en el sistema educativo vigente, que impiden a las comunidades marginadas mejorar sustancialmente sus condiciones de vida.

“Hay una falta muy clara de oportunidades para los jóvenes; entonces, muchos de ellos no tienen otra opción y le dan por el lado de los grupos de narcotraficantes”, refirió.

Advirtió que si en estos momentos se mantiene el camino de las políticas públicas en la ruta de la violencia, lo que se cosechará en el futuro será más descomposición social, lo que no conviene a nadie.

Respecto a la polarización que en estos momentos existe entre los dirigentes de la Sierra y el gobierno estatal, por el bloqueo de más de 10 horas a la Autopista del Sol, el obispo reconoció que la situación no es sencilla.

Indicó que para restringir el cultivo de la amapola se deben también generar alternativas reales para detonar la economía de esa parte de la entidad, cuyos comisarios desde hace varios meses venían planteando varios reclamos en materia de expectativas de desarrollo.

—¿De qué van a vivir esas personas? —cuestionó el jerarca de la Iglesia católica.

Rangel advirtió: “Si se les quita eso allá arriba (la producción de amapola), entonces habrá un verdadero levantamiento social, porque yo siempre lo he dicho: el hambre es la madre de todas las guerras y si no tienen que comer, ni oportunidades, entonces sí se levantarán”.

Recordó que en varias ocasiones los dirigentes de las organizaciones sociales que tienen presencia en la Sierra han dicho que desde 2013, cuando la zona fue golpeada por los huracanes Ingrid y Manuel, nadie ha metido las manos para respaldar a sus pobladores, pese a que la cantidad de caminos cortados y viviendas destruidas fue muy alta.

Esa sensación de abandono institucional, dijo, ha generado un gran descontento.

Insistió en la necesidad de que las autoridades dialoguen con los grupos que han generado violencia en las principales ciudades de la entidad, para conocer lo que piensan respecto a la forma en que se ha deteriorado la imagen de Guerrero ante los ojos del mundo.

:CLAVES

CAE LÍDER CRIMINAL

Durante una pelea de gallos en un palenque en el municipio Buenavista de Cuéllar, Guerrero, la Policía Federal detuvo a José Luis Ramírez Arriaga, El Churros, presunto jefe de plaza de Guerreros Unidos, quien estaría involucrado en la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa, informó la corporación.

De acuerdo con las investigaciones, era uno de los encargados de coordinar mítines y manifestaciones “acordes a los intereses del grupo delictivo al cual pertenece”. Supuestamente encabezó enfrentamientos de Guerreros Unidos con otra banda rival denominada Los Tilos, en una disputa por el control de la producción y tráfico de heroína en Guerrero.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.