Alistan programa para combatir rezagos en Michoacán

El gobierno federal destinó 150 mdp para atender problemáticas en alrededor de 29 municipios michoacanos, adelantó el subsecretario de Gobernación, Roberto Campa.
Campa resaltó que los jóvenes forman parte de la operación del crimen organizado porque las bandas requieren de gente para todas sus etapas.
Roberto Campa dijo estar convencido de que el fenómeno de la violencia debe atacarse desde las regiones (Archivo)

Ciudad de México

El gobierno federal destinó 150 millones de pesos para atender los rezagos educativos y sociales de Michoacán, informó el subsecretario de Prevención y Participación Ciudadana de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa Cifrián.

Luego de la presentación del análisis "Prevención del delito en México dónde quedó la evidencia", de México Evalúa, Campa señaló que desde Presidencia se elabora un programa, el cual buscará atacar los diferentes rezagos en Michoacán, entre la alta deserción escolar, los problemas de las madres solteras, los embarazos a temprana edad, y la migración.

Destacó que dichos rezagos en ese estado se encuentran por encima de la media nacional.

Adelantó que en este año atenderán alrededor de 29 municipios michoacanos, en los que se incluyen las regiones de la costa, ya que "ahí tenemos una problemática claramente diferenciada, caracterizada fundamentalmente por la presencia del puerto de Lázaro Cárdenas".

La estrategia contemplará los municipios dispersos en la montaña, donde dijo, hay presencia de población indígena, posteriormente en Tierra Caliente y después en la zonas agroindustriales.

Campa aseguró que la fórmula del presupuesto destinado a las regiones está vinculada con el tamaño de población y los índices delictivos.

"Estamos convencidos que el fenómeno de la violencia es un fenómeno regional, local, que hay que entender a partir de una lógica local; por eso la definición" de que los problemas tienen que resolverse a partir de un ámbito local.

El funcionario federal fue cuestionado sobre por qué no se previno el incremento de violencia en Michoacán, por lo que justificó que las condiciones no contemplaban el surgimiento de autodefensas, pero el programa que se elabora también se enfocará en esos grupos.

"Las condiciones en Michoacán no se pueden entender con la dinámica que ha acontecido en años pasados, y esta dinámica de que surja la presencia de grupos de autodefensa ha implicado para todos la definición de un programa extraordinario y es lo que se va a aplicar en el caso de prevención", dijo.

Descartó que la legalización de autodefensas sea un "empoderamiento", ya que es un esquema de "regularización".

"Es un esquema donde a partir de la ley se les ha invitado, y ellos han aceptado, para participar de manera regular en las tareas de seguridad (...) ellos han planteado su disposición de sujetarse a los esquemas de mando, a la disciplina, a las reglas, al armamento. Es un proceso complejo", explicó.

"Ellos han ganado sobre todo con la comunidad un lugar y sobre todo lo que se está haciendo es reconocer ese lugar, y que pasen a una vida regular participando en este estado de seguridad", dijo.