• Regístrate
Estás leyendo: Revisan videos de vigilancia en busca de alumna del ITAM
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.06.2018 / 09:25 Hoy

Revisan videos de vigilancia en busca de alumna del ITAM

Nada se sabe de ella luego de que llevó una bata a su hermana que estudia en el "Tec" de Monterrey.

Publicidad
Publicidad

Milenio Digital

El Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), campus Ciudad de México, y la Secretaría de Seguridad Pública local revisan los videos de las cámaras de vigilancia del C4, así como del circuito cerrado de la institución educativa para investigar el caso de Mónica Sierra, desaparecida el viernes 4 de noviembre, en calles de la colonia Ex Hacienda de San Juan de Dios.

Mónica Sierra es una estudiante de excelencia y cursa el tercer semestre de la carrera de Dirección de Finanzas en el ITAM. Fue sustraída el pasado viernes entre las 8:30 y la 9 de la mañana en calles frente al Tec, después de que le dejara a su hermana Alejandra, alumna de medicina del ITESM, una bata en la caseta de vigilancia de la puerta 6, uno de los accesos principales a la institución. A partir de ese momento no se sabe nada de ella.

“La autoridad nos ha ayudado mucho, ahorita están checando videos y han pedido declaraciones para indagar en todo y lograr encontrar algo. Trato de ser fuerte por mi familia. No saber nada de ella es horrible, ya van seis días y no sabemos nada. Es una angustia que no se la deseo a nadie”, dijo a MILENIO, mientras acariciaba una medalla religiosa.

Alejandra tiene 19 años y retomó sus clases en el Tec luego de tres faltas. Contó que el día de la desaparición de su hermana ni siquiera se registró en el ITAM ni asistió a un convivio que se organizó.

Incluso, las chapas de su casa no estaban violentadas, por lo que confirma que su secuestro fue en las calles frente al ITESM.

“Le mandé un mensaje para que me trajera una bata que me habían prestado. Me la llevó y la dejó a mi nombre porque me mandó un mensaje (al celular) en el que me decía que ya la había dejado. Le contesté ‘muchas gracias y te vas con cuidado’. Me contestó ‘gracias’. Y ese fue el último mensaje que envió”.

Mónica y Alejandra vivían solas en un departamento a tres minutos de la universidad y todos los fines de semana se trasladaban a Toluca para pasar días con sus padres y otros dos hermanos.

La familia consideró que las 72 horas que la autoridad solicita para que se confirme la desaparición de una persona es una pérdida de tiempo y confió en que las autoridades pronto darán información que conduzca al paradero de Mónica.

“Se pierde mucho tiempo, empezar a buscar una persona a partir de 72 horas de desaparecida es mucho. En ese tiempo ya la sacaron del país y no vuelves a saber nada de ella. Creo que las autoridades deberían cambiar eso para que se pueda levantar un reporte de búsqueda cuanto antes”, señaló Alejandra.

Al exterior del Tec, dos policías de la SSP capitalina fueron ubicados desde este miércoles para brindar seguridad al campus, principalmente en la colonia Ex Hacienda de San Juan de Dios, que es considerada por la delegación Tlalpan como un foco rojo al sur de la ciudad.

De hecho, esta colonia y tres aledañas, San Bartolo El Chico, AMSA y Arboledas, solo tienen una patrulla que se encarga de dar rondines, lo que es insuficiente.

La mayor parte de la vigilancia se realiza a través de las cámaras del C4 que rodean estas colonias y las que tienen el ITESM, la UAM, el Colegio Madrid, La Salle y la Universidad del Pedregal; solo el Tec y el Colegio Madrid cuentan con guardia permanente a partir del pasado miércoles.

Estudiantes de preparatoria del Tec, quienes en su mayoría entran por donde se cree que secuestraron a Mónica, tienen miedo por los constantes robos y acoso del que son objeto a cualquier hora del día. Incluso maestros, autoridades escolares y elementos de seguridad privada del campus les recomiendan que no salgan y si lo hacen que sea acompañados.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.