Rescatan a 17 víctimas de trata en la Cuauhtémoc

Elementos de la PGJDF rescataron a 17 mujeres obligadas a proveer servicios sexuales a los clientes de un establecimiento en la colonia Centro, donde detuvieron al dueño y trabajadores del lugar.
Los tratantes les cobraban derecho de piso para dejarlas trabajar, con la garantía de darles un lugar en las calles Corregidora y Circunvalación.
Las mujeres rescatadas fueron contratadas como bailarinas, pero las obligaban a prostituirse con los clientes. (Andrés Lobato)

Ciudad de México

Personal de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), en coordinación con la Policía Federal, rescató a 17 mujeres que eran obligadas a proveer servicios sexuales en un establecimiento de la colonia Centro en la delegación Cuauhtémoc.

La titular de la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Trata de Personas de la dependencia, Juana Camila Bautista Rebollar, informó que también fueron detenidos el dueño del bar, Ricardo Reynoso Ramírez y sus empleados Miguel Hernández Suárez, Marcelo Domínguez Guevara y Flor María Herbert Luna.

En conferencia de prensa, explicó que según las pruebas recopiladas por el Ministerio Público de la Fiscalía, los probables responsables contrataron a las afectadas como bailarinas, pero en realidad debían instar a los clientes a consumir bebidas alcohólicas y cobrarles por bailes exóticos y relaciones íntimas.

La funcionaria de la procuraduría capitalina detalló que la mitad de lo que ganaban las mujeres debían entregarla a Reynoso Ramírez, además de que también se les imponían castigos de 50 pesos por cada día que no asistieran a trabajar.

Resaltó que las agraviadas ya formalizaron la denuncia correspondiente, recibieron una valoración médica y se les brinda atención psicológica debido a que mostraron afectaciones.

Los imputados fueron remitidos ante los juzgados penales en turno del Reclusorio Preventivo Oriente y del Centro Femenil de Reinserción Social Santa Martha Acatitla, por la comisión del delito de trata de personas en su modalidad de explotación sexual por prostitución.

En tanto que el inmueble donde operaban fue asegurado y será propuesto para el ejercicio de la acción de extinción de dominio.