Rescatan de cerro a jóvenes; luego los detienen

Tres jóvenes que llegaron al pico norte del cerro de La Silla pidieron ser rescatados por Protección Civil de Guadalupe, al argumentar que uno de ellos estaba lesionado, lo cual resultó falso.
Los excursionistas se mostraron sorprendidos cuando los trasladaron a la delegación.
Los excursionistas se mostraron sorprendidos cuando los trasladaron a la delegación. (Francisco Javier Cantú)

Monterrey

Tres jóvenes terminaron en las celdas municipales, luego de movilizar a los cuerpos de rescate de montaña a quienes les informaron que uno de ellos había sufrido una lesión grave y requerían el helicóptero para descender del cerro de La Silla.

Los hermanos Fernando y Francisco Pérez Siliceo, de 22 y 20 años, respectivamente, en compañía de Andrés Meraz, de 20, comenzaron su ascenso alrededor de las 10:00 de ayer.

Llegaron hasta la cima del pico norte del cerro, pero el cansancio los venció y solicitaron el apoyo del personal de Protección Civil del municipio de Guadalupe.

José Juan Romero, director de esta corporación, les preguntó que si era muy grave la situación, y ellos mencionaron que su compañero traía una lesión grave en su rodilla y que no podía realizar el descenso a pie.

De inmediato solicitaron el apoyo del helicóptero de Protección Civil del Estado, el cual descendió en el parque de la liga pequeña Contry de Monterrey, ubicado en la avenida Prolongación Alfonso Reyes, en la colonia Villa del Río.

Luego de preparar el equipo de rescate, emprendieron el vuelo a la zona donde se encontraban los tres jóvenes, quienes en unos cuantos minutos fueron bajados del cerro y entregados a los paramédicos de la Cruz Verde de Guadalupe.

Fernando Pérez, quien era la persona que supuestamente se había lesionado, fue revisado por el personal médico y determinaron que no presentaban ninguna herida que le impidiera caminar.

Y al preguntarle a qué hospital quería ser trasladado, el joven les respondió que sólo quería que lo llevaran a su vehículo, que después iría a checarse a una clínica.

Esta situación molestó a los rescatistas, quienes solicitaron la presencia de una patrulla para que los tres jóvenes fueran detenidos por faltas administrativas, ya que movilizaron a varias unidades de esta corporación municipal incluyendo al helicóptero estatal.

A la llegada de la unidad policiaca, los tres jóvenes preguntaron por qué serían detenidos, y fueron llevados ante la presencia del juez calificador, quien se encargará de determinar su situación jurídica.