Baja violencia, pero gobierno debe resultados: reporte

Durante el primer año de gobierno del presidente Enrique Peña se redujeron 15% los homicidios dolosos, cifra inferior a la prometida por el mandatario durante su campaña, informó Justice in Mexico.

Ciudad de México

Pese a que la violencia en México es menor a la registrada en otros países de América también es superior al promedio que presentan otras regiones del hemisferio occidental, de acuerdo con un reporte de Justice in Mexico, proyecto elaborado por la Universidad de San Diego.

"La tasa de homicidios en México fue de 23.7, ligeramente inferior a la media de 24.5 homicidios por cada 100 mil habitantes, pero triple de la registrada durante 2007.

Ningún otro país en el hemisferio ha visto un aumento en el número de homicidios en la última década", señala el reporte.

Durante el primer año de gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, los homicidios dolosos disminuyeron 15%, en comparación con los registrados durante el último año de gobierno de Felipe Calderón, sin embargo esta cifra es inferior a la prometida por el mandatario durante su campaña.

De igual manara Peña Nieto no ha modificado la estrategia de seguridad que empleó su antecesor, Felipe Calderón, y la lucha contra las drogas continúa en manos de las fuerzas armadas y con la consigna de capturar a las principales figuras del crimen organizado como quedó demostrado con la detención de Miguel Ángel Treviño "Z-40", y Joaquín "El Chapo" Guzmán; o con la muerte de Nazario Moreno "El Chayo".

Justice in Mexico también destacó que en 2013 se redujo la violencia en los estados del norte, con excepción de Baja California, que registró un aumento del 31% en los homicidios; mientras que la violencia ahora se concentra en la zona del Pacífico.

El reporte resaltó que la disminución en el número de homicidios en México parece obedecer a los cambios en la dinámica entre el tráfico de drogas y los grupos del crimen organizado, aunque resaltó que el desmantelamiento y la fragmentación de los grupos delictivos han aumentado otras formas de delincuencia y violencia.

El informe también destacó que las cifras proporcionadas por el Sistema Nacional de Seguridad Pública deben tomarse con precaución ya que existe la preocupación entre los observadores no gubernamentales, de que las cifras de la violencia en el país sean manipuladas con fines políticos.

Finalmente señala que para lograrlo el gobierno federal debe reorientar su atención hacia el fortalecimiento de la capacidad del país para hacer cumplir la ley, promover el empleo, invertir en la educación y fomentar programas de desarrollo social, si pretende alcanzar la meta que se planteó en un principio.

Entre los análisis de las circunstancias que atraviesa México el informe comenta sobre el surgimiento de grupos de autodefensa, los cuales surgieron por la frustración de los ciudadanos ante la violencia. Destaca que en Guerrero y Michoacán la presencia de estos grupos armados es más fuerte que en otros estados, especialmente en Michoacán, donde su presencia se ha extendido en por lo menos 29 de los 113 municipios de la entidad.