El relevo Mondragón-Rubido

Fallas en la CNS bajo la dirección de Mondragón no pasan inadvertidas ahora que deja el cargo que ocupará Monte Alejandro Rubido, cuya experiencia en Seguridad pinta prometedora.
Monte Alejandro Rubido y Manuel Mondragón
Monte Alejandro Rubido y Manuel Mondragón. (Notimex/Archivo)

Ciudad de México

La gestión de Manuel Mondragón en la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) fue de claroscuros, pues tuvo deficiencias graves en las áreas de inteligencia y del sistema penitenciario federal, donde el viernes se registró la fuga de dos sicarios de La Línea, lo que representó la primera en este tipo de prisiones desde que Joaquín El Chapo Guzmán se evadió de Puente Grande, Jalisco, en 2001.

Monte Alejandro Rubido, cuya titularidad al frente del organismo dio a conocer MILENIO, y quien formó parte del equipo de Genaro García Luna, ex secretario de Seguridad Pública federal, asumió el compromiso de mejorar la institución. Cuenta con amplia experiencia en los rubros de seguridad y en los aparatos de inteligencia del Estado mexicano, pues fue uno de los fundadores del Cisen y entre sus logros destaca la revelación de la identidad del Subcomandante Marcos.

Funcionarios del gabinete de seguridad nacional dijeron que tendrá la responsabilidad de poner en marcha en julio próximo el proyecto de Gendarmería Nacional con cinco mil elementos que fueron reclutados de un total de 70 mil aspirantes, mientras que materia administrativa deberá indagar un déficit de 70 millones de pesos en la CNS, por viáticos sin comprobar en diversas áreas, incluso en Comunicación Social.

Isabel Miranda de Wallace, presidenta de la Asociación Civil Alto al Secuestro, afirmó tener las "mejores opiniones" del funcionario, quien cuenta con amplia experiencia en temas de seguridad nacional, además de "un perfil muy bueno".

Sostuvo que los retos que enfrenta el país no son propicios para que el doctor Mondragón continuara al frente de la CNS, además de que dijo que las circunstancias a nivel nacional son muy diferentes a las del Distrito Federal, donde reconoció su trabajo.

"Creo que hoy a nivel nacional se requiere gente con muchísima más energía, con mayor empuje con conocimiento y quizá el doctor Mondragón por su misma edad ya no tendría esa vitalidad para poder estar al frente de una corporación, en donde además vemos que hay una gran corrupción en algunas áreas, y en otras vemos que no hay controles policiacos, cada quien hace lo que quiere y es una secretaría con un gran presupuesto", agregó.

Francisco Rivas, director del Observatorio Nacional Ciudadano, consideró que Mondragón es un profesional en técnicas de investigación criminal, pero los resultados de la CNS quedaron en entredicho, pues no logró abatir delitos de alto impacto en diversas zonas del país, por lo que el cambio de titular es oportuno.

"Lo que sí esperaríamos es que la curva de aprendizaje, la curva del cambio, sea lo más breve posible, porque desafortunadamente, parece que -en particular, en el tema de seguridad-, antes que esta administración tomara la batuta, pasaron muchos meses, para que empezáramos a escuchar hablar de seguridad".

Entre los yerros de la administración de Mondragón destaca el cometido por las áreas de inteligencia que dieron por muerto en 2013 a Francisco Galeana Núñez, El Pantera, uno de los líderes de Los Caballeros Templarios, abatido en febrero de 2014.

Aunque prometió una "reingeniería" del sistema penitenciario, su labor en esta materia estuvo marcada por dos hechos negativos: la fuga del penal de alta seguridad de Ciudad Juárez, Chihuahua, de dos sicarios de La Línea, y el motín en el Complejo Penitenciario de Islas Marías que dejó un custodio muerto y varios heridos.

Sin embargo, impulsó el programa de cero tolerancia a la corrupción y logró la captura de presuntos narcotraficantes de alto perfil como el suegro de El Chapo Guzmán, su cuñado, el hermano de Amado Carrillo Fuentes y el coordinador de Los Arellano Félix.