Reincidentes, 37% de reos en prisiones capitalinas

En un año el aumento fue de 7 puntos porcentuales, sobre todo por aquellos que volvieron a robar o escalaron su trayectoria criminal.

México

En un año, la reincidencia en los reclusorios capitalinos se incrementó 7 puntos porcentuales, reveló la Subsecretaría del Sistema Penitenciario de la Ciudad de México.

De acuerdo con un reporte obtenido mediante una solicitud de transparencia, antes de la entrada en vigor del Nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio, en enero de 2015 para delitos no graves y en junio de 2016 para delitos graves, la reincidencia era de 30 por ciento.

Sin embargo, con la salida de reos por la reforma constitucional que privilegia la mediación por sobre la prisión preventiva, el porcentaje se elevó a 37.1 por ciento de reincidentes.

Así, de los 28 mil 700 reos que hay actualmente en las prisiones capitalinas, 18 mil son considerados primodelincuentes debido a que en su historial no existe indicio de cometer delitos anteriores.

El recuento de las autoridades penitenciarias resaltó que otros 8 mil 192 presos son reincidentes, porque ya tuvieron un ingreso a prisión y tiempo después obtuvieron su libertad por algún beneficio legal o por compurgar una condena.

Aunque representan 8.5 por ciento del total de la población carcelaria, actualmente hay 2 mil 461 hombres y mujeres que delinquen constantemente, sobre todo en el robo de baja cuantía o porque escalan su trayectoria criminal.

Al hacer un comparativo con el mismo periodo de 2016, el informe reveló que aunque había una mayor población carcelaria era menor el porcentaje de reincidencia o multirreincidencia.

Hasta septiembre del año pasado había 32 mil 553 personas en las prisiones capitalinas, de ellas, 70 por ciento pisaba por primera vez esos lugares, mientras que otro 22.9 por ciento tenía al menos un ingreso y por ello lo clasificaban como reincidente; los habituales o multirreincidentes representaban 7.1 por ciento.

UN EJEMPLO

Un reincidente es Luis Enrique, quien la semana pasada recibió su más reciente condena. Lo llamaron a la rejilla de prácticas de un juzgado penal del Reclusorio Preventivo Sur. Ahí le indicaron que era penalmente responsable de secuestro y delincuencia organizada.

Su expediente documenta que tiene 42 años y comenzó a delinquir cuando tenía 15; estuvo en el tribilín de San Fernando por  robo. Dos años después salió libre, pero enseguida se involucró en robo de vehículo, su minoría de edad lo hizo retornar a la cárcel para adolescentes.

Sus antecedentes penales se agravaron. Continuó con el asalto a viviendas con el apoyo de otros tres sujetos y de ahí siguió con los pasajeros a bordo de taxis, especialmente mujeres a quienes también las sometían sexualmente.

Tras ser detenido por tercera ocasión por secuestro y delincuencia organizada, Luis Enrique no volvió a recuperar su libertad, un conflicto con otros reclusos agravaron su condena. A los 74 años de cárcel que recibió como sentencia se sumaron 20 años por homicidio derivado de una riña con otro interno.

Según los lineamientos que regulan el sistema penitenciario capitalino, los reos deben ser clasificados de acuerdo con su perfil criminológico. Por ejemplo, el Centro de Reinserción Social Varonil fue concebido como un lugar para jóvenes sin antecedentes penales y acusados de delitos no graves.

RIÑA E INTENTO DE FUGA EN TUTELAR DE ESCOBEDO

Autoridades confirmaron una riña y un intento de fuga en el Tutelar para Menores en Escobedo, luego de que dos hombres a bordo de un vehículo lanzaron paquetes con droga y teléfonos celulares al interior de ese centro de reclusión.

Explicaron que los sujetos del auto alcanzaron a huir, mientras que un interno recogió los paquetes. Custodios del tutelar se dieron cuenta del hecho y de inmediato confiscaron las bolsas con mariguana y los aparatos de comunicación.

Esto molestó a algunos internos, quienes comenzaron a golpear a los policías, dos de los cuales resultaron heridos.

Además, los presos se armaron con tubos de una litera y comenzaron a golpear una pared del edificio dos del tutelar, a fin de hacer un boquete y escapar. Luego de varios minutos, los policías retomaron el control, detuvieron a los reos rijosos y confirmaron que ninguno logró fugarse.  Además, dieron a conocer que en las bolsas también había chips telefónicos y un par de cajetillas de cigarros.

Testigos aseguraron los hombres de los paquetes huyeron en un auto rojo con placas SER-4546.

Con información de Yadith Valdez/Escobedo, NL.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]