Se registra enfrentamiento en la zona sur de Monterrey

Tres ambulancias de la Cruz Verde de Monterrey fueron solicitadas para atender a los lesionados, el primero de ellos es un menor de 14 años, quien presenta un disparo en uno de sus muslos y ...

Monterrey

Un enfrentamiento, entre los ocupantes de un taxi y personal de la Fuerza Civil de Nuevo León, se registró por calles de la zona sur de la ciudad de Monterrey.

De acuerdo a informes de las autoridades, alrededor de las 23:40 horas, una patrulla de la policía estatal localizó el vehículo de alquiler circulando de manera sospechosa por la avenida Alfonso Reyes, por lo cual decidieron efectuarle una revisión.

Al darles alcance y marcarles el alto, el conductor del taxi aceleró y uno de los ocupantes comenzó a disparar contra la patrulla, a lo que los elementos respondieron de inmediato la agresión y pidieron el apoyo demás unidades.

La persecución continuó por la avenida Lázaro Cárdenas, donde también se realizaron detonaciones de ambas partes; posteriormente, los ocupantes del taxi tomaron por la avenida Río Nazas y se internaron en calles de la colonia Altamira.

Pero los refuerzos de la Fuerza Civil llegaron de inmediato y lograron interceptar al taxi en el cruce de Santos Cantú Salinas y la calle Alfombrilla, donde también hubo intercambio de disparos.

Cuando los oficiales intentaron acercarse al taxi, uno de los ocupantes descendió del mismo portando un arma AK-47 y disparó contra los elementos en varias ocasiones, lo que le ayudó para poder darse a la fuga internándose en el arroyo de esta colonia.

Tres ambulancias de la Cruz Verde de Monterrey fueron solicitadas para atender a los lesionados, el primero de ellos es un menor de 14 años, quien presenta un disparo en uno de sus muslos y otro en el tórax del lado izquierdo.

El segundo mayor de edad tenía una herida de bala en la región lumbar y junto con él se encontraba otro menor de 16 años, quien presentaba golpes en diferentes partes de su cuerpo.

Dentro del vehículo de alquiler, fue localizada un arma AK-47 que fue asegurada por la autoridad.

Mientras tanto otro grupo de la Fuerza Civil montaba un operativo por la avenida Río Nazas, para tratar de localizar a la persona que logró darse a la fuga.