Homicidios a la baja en La Laguna de Durango

Al cierre de 2013 se contabilizaron 207 muertes violentas, mientras que en 2012 fueron 315. Entre los hechos del año destacan la desaparición de la Policía Militar.
La Fiscalía de Durango logró la captura de 4 asaltantes de cuentahabientes en instituciones bancarias.
Se registraron agresiones a elementos de la Policía Federal y de la Policía Estatal Acreditable. (Milenio Digital/Archivo)

Laguna de Durango

Los hechos de violencia registraron una reducción y con ello la baja en los homicidios violentos en La Laguna de Durango, que comprende Gómez Palacio y Lerdo.

Al cierre de 2013 se contabilizaron un total de 207 decesos de este tipo, mientras que en 2012 se registraron 315 muertes.

El año pasado se proliferó la violencia en los municipios de La Laguna, al arrojar al cierre un total de 315 fallecimientos, en los que se contabilizaron mujeres, hombres y niños, así como personal de las diferentes dependencias de seguridad.

Desaparecen Policías Municipales

En 2012 se llevó a cabo el cierre del Centro de Reinserción Social (Cereso) de Gómez Palacio y las primeras semanas de 2013 se presentaron una serie de acontecimientos que dejaron vulnerable a la Comarca Lagunera.

Entre los que se encuentra la desaparición de las Policías Municipales, cuyos miembros fueron investigados por nexos con grupos del crimen organizado, la aparición de mantas con mensajes amenazantes, la agresión a elementos de la Policía Federal y de la Policía Estatal Acreditable, quienes se quedaron a cargo de la seguridad.

Los asesinatos de elementos de Vialidad, agresiones a taxistas, incendios a negocios comerciales, la muerte del político lerdense Mario Landeros, secuestros de ganaderos, agresiones a bares y lugares de esparcimiento, además de constantes balaceras, parecían no terminar en la región, al menos hasta julio, fecha en que se incrementaron considerablemente los homicidios dolosos con 30 decesos en el mes.

Cambio en estrategias de seguridad

Después las estrategias de seguridad cambiaron y se logró la implementación de la Policía Militar en las calles, así como el arribo de un número mayor de elementos en Gómez Palacio y Lerdo principalmente, que permitieron que las estadísticas de hechos violentos fueran a la baja.

Para mitad de año los números fueron menores, al registrar en agosto 17 decesos violentos, mientras que en septiembre se contaron 19, en octubre 14, en noviembre fueron once y finalmente en diciembre del 2013 tan solo ocho muertes de este tipo, cuando en el último mes de 2012 hubo 52 decesos.

Las cifras van a la baja y de acuerdo a las declaraciones de jefes de seguridad, se espera que las cifras puedan ser aún menores en fechas posteriores.