PGR ofrece recompensa por ubicación de Rosendo Radilla

La Procuraduría General de la República ofrece hasta millón y medio de pesos por la localización del líder campesino que desapareció en 1974 tras ser detenido por elementos del Ejército en Guerrero.
En mayo de 2011, la PGR inició la diligencia de prospección arqueológica del terreno ubicado en las afueras de lo que constituyó la "Ciudad de los Servicios", del municipio de Atoyac de Álvarez, Guerrero.
En mayo de 2011, la PGR inició la diligencia de prospección arqueológica del terreno ubicado en las afueras de lo que constituyó la "Ciudad de los Servicios", del municipio de Atoyac de Álvarez, Guerrero. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

La Procuraduría General de la República ofreció una recompensa de hasta un millón y medio de pesos por la localización de Rosendo Radilla Pacheco, líder campesino desaparecido en 1974, luego de ser detenido por elementos del Ejército en el municipio de Atoyac de Álvarez, Guerrero.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) emitió una sentencia condenatoria contra el Estado mexicano en 2009, obligándolo a reabrir las investigaciones, a indemnizar a los familiares de Radilla y a limitar el fuero militar.

El 7 de julio de 2011, la Suprema Corte de Justicia de la Nación emitió un fallo histórico, pues determinó que los militares que cometan delitos que violen los derechos humanos de civiles, no podrán ser juzgados en tribunales castrenses, sino en el fuero común y federal, fallo que restringió el fuero militar.

A partir de esa fecha, la Corte asumió la competencia de los procesos que se encontraban en la justicia militar, en tribunales federales o en el fuero común, relacionados con la violación de las garantías individuales de civiles por parte de soldados.

Lo anterior, con la finalidad de emitir una jurisprudencia y con base en ésta, los tribunales inferiores comenzaran a resolver los casos en el mismo sentido.

En noviembre de 2011, la Primera Sala de la Corte ordenó a la Procuraduría General de la República entregar a los familiares de Rosendo Radilla la averiguación previa que tiene en curso, por ser víctimas de violaciones graves a sus derechos humanos.

Lo anterior derivó del juicio de amparo que promovió Tita Radilla -hija del activista Rosendo Radilla-, quien se inconformó porque la Representación Social de la Federación se negó a proporcionar copia certificada del expediente que se inició por la presunta desaparición de su padre en la década de los 70, en manos del Ejército.

Posteriormente, la Unesco entregó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en febrero de 2014, el certificado que acredita al expediente Rosendo Radilla como parte del acervo reconocido por el programa "Memoria del Mundo", debido al impacto que generó en materia de derechos humanos, no sólo en México, sino en el resto de Latinoamérica.

Ahora, después de 41 años de la desaparición del líder campesino, la PGR ofreció hasta un millón y medio de pesos por información que conduzca a la localización de Rosendo Radilla y un millón y medio de pesos más por información que sirva para detener a los responsables de tales hechos.