Hay 64 quejas contra policías por detenciones en las marchas

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) recibió 46, mientras que la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) inició una investigación de oficio, a la que se ...

México

Debido a que durante las marchas que se desarrollaron desde el 20 de noviembre las corporaciones policiacas no llevaron a cabo sus funciones en apego a la ley y a los más altos estándares en derechos humanos, y se extralimitaron en el uso de la fuerza en detenciones, ante la CNDH y la CDHDF fueron presentadas en conjunto 64 quejas.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) recibió 46, mientras que la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) inició una investigación de oficio, a la que se acumularon 18 quejas más como aportación.

Además, emitió medidas precautorias dirigidas a la Secretaría de Seguridad Pública, a la Procuraduría General de Justicia, al Sistema de Transporte Colectivo Metro y a la Secretaría de Gobierno para que se respetaran los derechos de las personas involucradas en las manifestaciones.

El 28 de noviembre, ambas comisiones hicieron un llamado para las fuerzas del orden llevaran a cabo sus funciones en el marco de la ley, y aplicaran protocolos de prevención en las manifestaciones, a fin de identificar a quienes incurran en actos de violencia y procedieran conforme a derecho.

El 29 de noviembre la CNDH abrió un expediente de queja por la detención con violencia de Sandino Bucio, alumno de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, e hizo un llamado para que las autoridades ajusten su comportamiento a la ley con el fin de evitar abusos y violaciones.

El primero de diciembre exigió a las autoridades la rigurosa aplicación de las leyes y señaló que si sus cuerpos de seguridad se extralimitan, la actuación y decisiones de éstos pierden fuerza y caen en la ilegalidad.

Un día después inició una queja de oficio para revisar la actuación de los cuerpos de seguridad, y una vez recabadas las evidencias del caso emitirá su pronunciamiento.

Subrayó la falta de protocolos o de su aplicación por parte de los cuerpos de seguridad para actuar ante multitudes y cumplir con su responsabilidad de garantizar la paz.

El 5 de diciembre emitió un comunicado donde destacó la importancia de que se esclarezcan la desaparición forzada de los 43 estudiantes en Iguala, con el fin de conocer la verdad, se haga justicia y se castigue a los responsables.

Consideró que nada hay ni social ni jurídicamente, que impida la legítima aspiración de hallar con vida a los normalistas, por lo cual no deben adelantarse conclusiones sobre su paradero.