• Regístrate
Estás leyendo: Proponen senadores crear fondo único en seguridad
Comparte esta noticia
Viernes , 19.10.2018 / 06:50 Hoy

Proponen senadores crear fondo único en seguridad

El borrador del dictamen prevé que los gobernadores puedan asumir de manera temporal el control de policías municipales solo en “casos de fuerza mayor y alteración grave del orden”.

Publicidad
Publicidad

El Senado perfila la desaparición de todos los fondos de seguridad pública para concentrarlos en un ramo específico en el Presupuesto de Egresos de la Federación, al declararse listos los integrantes para dictaminar la reforma constitucional en materia de Sistema Nacional de Seguridad Pública, que desecha la iniciativa presidencial y de los gobernadores a favor de un mando único.

El equipo de negociación de la reforma en materia de seguridad pública propuso la unificación de todos los recursos en un solo ramo para evitar su dispersión, confirmó el senador Alejandro Encinas, presidente de la Comisión de Estudios Legislativos, quien rechazó que el proyecto construido sea un mando mixto, como presume el PAN.

Explicó que el ramo de seguridad pública concentrará los recursos que actualmente están dispersos en seis fondos y la intención es que ese dinero sirva para que en caso de que algún estado asuma facultades en determinado municipio, tendrá que pagar este servicio, pero tendrá que contar al mismo tiempo con recursos para desarrollar sus capacidades institucionales, es decir, para formar y capacitar a su policía municipal.

Del ramo de seguridad, explicó, se pagarán los gastos cuando se delege la función y otra parte se destinará a la formación de desarrollo de la policía municipal.

"Quiero hacer una precisión. No se trata de un sistema mixto, sino de un sistema nacional que va a establecer los mismos mecanismos de selección, capacitación, sistematización, incluso las prestaciones sociales de todos los elementos policiales en el ámbito municipal estatal, con los mismos protocolos de capacitación, evaluación de su desempeño", detalló.

Al puntualizar que ello implicará fincar toda una estructura más allá de lo que fue la idea presidencial de mando único, que no prosperó, donde el municipio conservará sus facultades para hacer la seguridad pública que compete al bando de buen gobierno y, al mismo tiempo, podrá, cuando desarrolle sus capacidades institucionales, delegar o no el mando temporalmente a la policía estatal.

De acuerdo con el borrador circulado con las coordinaciones de PRI, PAN y PRD, se modifican los artículos 21, 73, 76, 115, 116 y se prevé un paquete de artículos transitorios para su implementación.

El documento de trabajo prevé que el funcionamiento del Sistema Nacional de Seguridad Pública se sujete a lo siguiente:

Los gobernadores podrán asumir "temporalmente" la seguridad pública de los municipios en casos de fuerza mayor, alteración grave del orden público y las que contemple la ley en la materia".

El Consejo Nacional de Seguridad Pública será presidido por el Presidente de la República, a quien corresponderá nombrar, con la aprobación de las dos terceras parte del Senado, al titular del secretariado ejecutivo, que durará en el cargo cuatro años, renovables por otro mismo periodo.

El consejo hará las evaluaciones y auditorías de las policías y cuando incumpla con las recomendaciones, podrá determinar la intervención de la institución o de un área de la misma, con remoción de mandos, su reestructuración organizacional o de procedimientos y las demás que establezca la ley en la materia.

El titular del Ejecutivo de cualquier orden de gobierno podrá solicitar al secretariado ejecutivo la delegación temporal del ejercicio de la función de seguridad pública a cargo de las instituciones policiales de los municipios y de las entidades federativas, por incapacidad o cualquier otra situación que afecte de forma relevante la prestación de ese servicio.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.