En promedio, sentencian a piratas a 6 meses de cárcel

En los tres años recientes, los jueces federales han emitido 60 sentencias condenatorias por ilícitos relacionados con la piratería de películas y música.
El operativo seguirá de manera permanente en contra de la piratería.
(Noel Vergara)

México

A pesar del despliegue de personal y el riesgo que a veces representa entrar a zonas “peligrosas” donde se produce piratería, los detenidos llevados a juicio por ese delito en nuestro país reciben sentencias “de película”.

En los tres años recientes, los jueces federales han emitido 60 sentencias condenatorias por ilícitos relacionados con la piratería de películas y música.

Sin embargo, las penas que dictaron van de los seis a siete meses de prisión. La ley contempla castigos máximos de seis y 10 años de cárcel por venta en vía pública y distribución, almacenamiento y comercialización de fonogramas y videogramas.

La Asociación Protectora de Cine y Música (APCM), encargada de realizar las denuncias en la Procuraduría General de la República (PGR) para perseguir a quienes se dedican ilegalmente a producir, distribuir y vender material apócrifo de la industria del cine y de la música protegida por derechos de autor, dio a conocer los siguientes resultados:

En 2012 se obtuvieron 37 sentencias condenatorias de seis meses de cárcel y 5 mil días de multa, equivalentes a 311 mil 650 pesos, que es la pena mínima para un delito de esta índole, mismo que puede ser reemplazado con servicios a la comunidad.

Para 2013 se obtuvieron tres sentencias, dos de ellas de seis meses y una más por tres años de prisión y 129 mil 520 pesos de multa, esta última para el caso “Peluche Films”, que realizaba grabaciones no autorizadas en salas de cine, mejor conocido como camcording.

En 2014, los jueces de distrito sentenciaron a 20 personas con penas de seis a siete meses de prisión y más de 5 mil días de multa, equivalentes a 306 mil 900 pesos.

AHUYENTA INVERSIONES

La Asociación Protectora de Cine y Música subrayó que la industria del cine en México emplea a 42 mil personas de manera directa y 12 mil de forma indirecta, dando un total de 54 mil personas laborando formalmente.

Explicaron que la piratería ahuyenta inversiones privadas, deteriora la industria fílmica y de la música, impide la recuperación de espacios en vías públicas, reduce el número de empleos formales que pueden sostener las industrias, entre otros fenómenos sociales que conlleva ese delito, considerado como grave en el Código Penal Federal.

Gregorio Méndez Dorantes, lideraba la red conocida como “Peluche Films”, la cual entraba a las salas cinematográficas para videograbar ilegalmente películas, mismas que después ofrecía en formatos dvd e internet.

Esta red operaba desde Tijuana, aunque  el servidor de Internet se localizaba en Francia; el contenido del sitio proveía a Puerto Rico, Argentina, Perú, Chile y Estados Unidos.

El juez segundo de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de Baja California impuso la condena de tres años de cárcel a Méndez Dorantes y una multa de 129 mil 520 pesos.

Greg Peluche fue detenido en noviembre de 2013 durante un cateo realizado en sus domicilios, ubicados en la calle Tres y calle Cuarta números 3030 y 3051, colonia Gran Tenochtitlán, delegación Miramar, en Tijuana.