Rescatan a animales exóticos traficados vía Fedex

La Profepa rescató en Chihuahua a nueve ejemplares de vida silvestre provenientes del estado de Veracruz escondidos en un paquete.
Un animal de cada especie llegó muerto a Chihuahua, después de viajar desde Veracruz vía paquetería.
Un animal de cada especie llegó muerto a Chihuahua, después de viajar desde Veracruz vía paquetería. (Especial)

Ciudad de México

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) rescató en Chihuahua a nueve ejemplares de vida silvestre provenientes del estado de Veracruz escondidos en un paquete de FedEx.

Según informó la dependencia, elementos acudieron al Parque Industrial "Antonio J. Bermúdez" de Ciudad Juárez en atención a una llamada telefónica de la empresa de paquetería.

Al interior de un paquete enviado por un particular desde Ciudad Cardel, Veracruz, los elementos encontraron a dos especímenes de ranas arbórea jarocha y 5 sapos de la costa del Golfo, que viajaban en contenedores de plástico entre musgo. También fueron encontradas dos Iguanas negras las cuales estaban envueltas en tela.

Un ejemplar de cada especie llegó muerto a Chihuahua

Los animales se encuentran enlistados en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010 bajo la categoría de especies Amenazadas, además de estar consideradas como especies endémicas.

Los ejemplares rescatados por la Profepa se encontraron desnutridos y deshidratados, por lo que actualmente se encuentran en sus instalaciones de Ciudad Juárez, lugar donde se les alimenta y rehabilita en tanto se determine su destino final, ya que el estado de Chihuahua no es parte de su distribución natural, por lo cual no pueden ser liberadas al medio silvestre.

Debido a lo anterior, fueron iniciadas las investigaciones para interponer las denuncias penales correspondientes, a fin de deslindar responsabilidad por el delito de tráfico de especies de vida silvestre.

El tráfico ilegal de ejemplares, partes y derivados de flora y fauna silvestres es un delito que se castiga con pena de uno a nueve años de prisión y por el equivalente de trescientos a tres mil días de multa.


ERM