CRÓNICA | POR RODOLFO MONTES Y JAVIER TRUJILLO

“Sin portar 'cuernos de chivo', disminuimos la inseguridad”

Luego de sortear retenes militares, 4 mil  pobladores armados participaron en el festejo del primer año de su organización

La entrada a la Unidad Deportiva que es la sede del encuentro.
La entrada a la Unidad Deportiva que es la sede del encuentro. (Jorge Carballo)

Ayutla de los Libres

Con escopeta al hombro y pistola ceñida a la cintura, por lo menos 4 mil policías ciudadanos iniciaron el festejo de su primer aniversario.

En este contexto, la Unión de Pueblos Organizados del Estado de Guerrero (UPOEG) realizó también, por primera ocasión, su congreso estatal para definir el rumbo de su organización y ampliarse a otras regiones guerrerenses y de otras entidades, como Oaxaca.

Los policías ciudadanos llegaron a este municipio luego de sortear los retenes militares, en los que soldados revisaron minuciosamente para evitar que llevaran armas del uso exclusivo del Ejército y las fuerzas armadas.

A lo largo de toda la Costa Chica guerrerense, los contingentes de la UPOEG se trasladaron en camionetas de redilas, autobuses y vehículos particulares.

A ellos se les sumaron pobladores de la Montaña y varias regiones del puerto de Acapulco, tales como Xaltianguis y Puerto Marqués, este último en vías de recibir asesoría para constituir su policía ciudadana.

En representación de los habitantes de la Montaña tomó la palabra el profesor Félix Ramírez, quien sostuvo que esa organización ha comenzado a conformar un frente común para alcanzar “más fuerza y valor”.

Anunció que para el próximo 25 de enero realizarán una marcha, en la que no descartan la toma de las instalaciones de la Comisión Federal de Electricidad, como medida de protesta ante el nuevo incremento de los precios a la luz.

“Ese día vamos a marchar en la Montaña y no descartamos tomar las instalaciones de la CFE; ya no nos interesa que nos apresen, que nos metan a la cárcel; de eso ya estamos curados de espanto”, retó desde las instalaciones de la Unidad Deportiva de este municipio guerrerense.

Bajo las grandes lonas que se dispusieron para albergar este encuentro, los policías ciudadanos comenzaron a colocar listón blanco en la punta de sus escopetas y pistolas como símbolo de paz y con el que también este domingo habrán de desfilar a pie de la carretera.

“Vamos a celebrar una misa a favor de la paz y en honor de varios de nuestros compañeros caídos, pero como lo dijera en su mensaje de año nuevo el papa Francisco, es momento de decirle basta a la violencia”, expresó Bruno Plácido Valerio, el principal líder del Sistema de Seguridad y Justicia Ciudadana.

“Consideramos que el presidente Enrique Peña Nieto debe voltear hacia acá, que se dé cuenta cómo hemos disminuido la inseguridad, la violencia, el secuestro, la extorsión”, aseveró.

Agregó: “la policía ciudadana no anda portando cuernos de chivo ni armas de fuego que nos andan buscando los soldados”.

Justo en el municipio vecino de Cruz Grande, el Ejército montó el principal retén donde los soldados hacían la parada a los convoyes de civiles armados.

Luego de hacer alto total, los militares pedían a los policías ciudadanos descender de sus vehículos y mostrar una identificación oficial, así como el número de matrícula y calibre de sus armas de fuego.

Plácido Valerio acusó “hostigamiento” por parte de los soldados, sin embargo, no pasó a mayores y los contingentes pudieron llegar a la reunión.

En este congreso se conformaron cuatro mesas de trabajo, donde se discutieron temas como territorio comunitario, seguridad y justicia ciudadana, infraestructura en las comunidades indígenas, cultura y salud, entre otros tópicos.

Al cierre de esta edición, la UPOEG celebraba su nacimiento con un baile popular, a ritmo de cumbia, amenizado por bandas de la región como La Luz Roja de San Marcos.