Ponchan llantas "gratis"... a 70 automóviles en Santa Catarina

Los vecinos creen que se trate de un grupo de jóvenes de la misma colonia; piden más seguridad al municipio de Santa Catarina.
Los vecinos tuvieron que cambiar sus llantas muy temprano.
El problema ocurrió en la colonia Lázaro Cárdenas. (Guadalupe Sánchez)

Santa Catarina

Sujetos desconocidos poncharon los neumáticos de 70 vehículos que estaban estacionados afuera de las casas de sus propietarios.

Esto ocurrió la madrugada de este domingo en la colonia Lázaro Cárdenas, en el municipio de Santa Catarina, donde un grupo de jóvenes utilizó artefactos punzocortantes para dejar inservibles los neumáticos de aproximadamente 70 automóviles.

Sin embargo, los vecinos aseguran que tienen identificados a los responsables.

Testigos afirman que vieron a un grupo de jóvenes que aprovecharon la oscuridad para reventar las llantas. Pedro Cortés Sánchez, uno de los afectados, explicó que fue hasta que amaneció cuando se dieron cuenta de la magnitud de los hechos.

"Las personas que lo vieron señalan que fueron un promedio de cinco muchachos que pasaron como a las tres de la mañana, escucharon el ruido clásico de las ponchaduras", señaló.

Eran las 09:00 cuando los vecinos de la calle Francisco J. Mujica salieron en pijamas; algunos se dieron prisa a cambiar las llantas, mientras otros documentaban el insólito suceso con las cámaras de sus teléfonos celulares.

"Pero la pregunta queda, ¿quién nos va a pagar los daños de los vehículos? Porque el seguro yo creo que no nos cubre ese daño, y la gente que anda haciendo estos daños ya estamos al pendiente y lo vamos a seguir denunciando, y queremos más seguridad en esta colonia; un llamado también para el alcalde, para que nos mande patrullas a checar el área", señaló Rogelio Rodríguez.

Los agraviados fueron a la comandancia cercana a pedir la presencia de la Policía Municipal para que la autoridad tuviera conocimiento del caso.

Los habitantes del sector señalan que existen testigos y videos de cámaras de seguridad de negocios donde se observa a los sospechosos por las calles a la hora en que ocurrieron los daños. Creen que se trata de jóvenes de la misma colonia.