Mañana definen situación jurídica de policías de Jilotzingo

La Procuraduría de Justicia del Estado de México aclaró que son 10 los policías detenidos por su probable responsabilidad en el delito de omisión en el cumplimiento de sus labores.
Pobladores de San Luis Ayucan quemaron patrullas de la policía por el rapto de una mujer.
Pobladores de San Luis Ayucan quemaron patrullas de la policía por el rapto de una mujer. (Tania Contreras)

Jilotzingo

Este jueves se definirá la situación jurídica de los diez policías del municipio de Jilotzingo, detenidos por su probable responsabilidad en el delito de abuso de autoridad, por omisión en el cumplimiento de sus labores.

Esto, luego que el martes vecinos del poblado de San Luis Ayucan los golpearon y retuvieron por más de siete horas, al jefe de la policía, Esteban Reyes Jerónimo y seis agentes locales a quienes responsabilizaron presuntamente de contubernio y deficiencia para detener a seis sujetos armados, quienes privaron de su libertad a una mujer, frente al plantel educativo Miguel Hidalgo.

La dependencia de justicia precisó que finalmente fueron 10 policías municipales presentados ante el Ministerio Público, donde rinden declaración por presunta abuso de autoridad por omisión en cumplimiento de su labor.

La Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) informó que tras una reunión con autoridades locales y mandos policiales de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) y con vecinos inconformes decidieron liberar el martes por la noche, a los siete agentes y detuvieron a tres policías más señalados por la población.

Por lo que fueron presentados ante el Ministerio Público con sede en el municipio de Tlalnepantla.

La dependencia de justicia precisó que se espera que los vecinos que acusaron a los se presenten ante autoridades ministeriales para ratificar su denuncia antes del vencimiento del plazo legal de 48 horas para definir la situación jurídica de los diez policías indiciados.

La procuraduría también informó que abrió una investigación por el presunto secuestro de la mujer, de la cual se desconoce su paradero y una más por daño en agravio del gobierno municipal de Jilotzingo, luego de que pobladores prendieron fuego a dos patrullas.