Detienen a 7 policías en Jalisco por armamento no registrado

Los elementos detenidos pertenecen al municipio de Teocaltiche y tenían 11 armas largas, 11 armas cortas y dos granadas sin el registro correspondiente.

Guadalajara

Cuando realizaban un recorrido elementos de la Fuerza Única Regional pertenecientes a la Fiscalía General del Estado de Jalisco (FGE) detuvieron a siete elementos de la Comisaría de Seguridad Pública de Teocaltiche, a quienes se les encontró en su poder armamento no registrado o autorizado, para sus funciones como elementos de seguridad.

TE RECOMENDAMOS: Inauguran tercera base regional de la Fuerza Única Jalisco

Los uniformados del ayuntamiento de la Región Altos Norte de la entidad fueron sorprendidos cuando tenían en posesión 11 armas largas e igual número de armas cortas, además de dos granadas, de las que no explicaron su procedencia.

Además se encontraban a bordo de dos vehículos, uno de ellos una patrulla Dodge blindada y rotulada, tipo pick upy con placas de Jalisco, así como en una camioneta Chevrolet en color gris con matrícula para circular del estado de Guerrero.

Tras la detención por parte de los elementos estatales, los policías municipales, junto con el armamento y los vehículos, fueron puestos a disposición del agente del Ministerio Público Federal con sede en Lagos de Moreno, quien abrió una carpeta de investigación para deslindar responsabilidades y en su caso turnar al juez de la causa en caso de comprobarse la comisión de algún delito.

En menos de tres meses esta es la tercera ocasión en la que la FGE reporta la detención de elementos de las policías municipales, el hecho más reciente fue el pasado 20 de noviembre cuando el director de la policía municipal de Arandas, Heliodoro “N”, fue detenido junto con varios policías de esa corporación, por su presunta relación con el secuestro de un joven.

La aprehensión del jefe policiaco se dio tras un operativo realizado en una finca del centro del municipio donde se liberó a la víctima. La detención del funcionario obedeció a una solicitud de colaboración de la Procuraduría de Justicia de Michoacán, sin embargo los uniformados fueron liberados días después al no probarse su participación en los hechos.

El 5 de octubre el fiscal Eduardo Almaguer dio a conocer que uniformados de la FGE habían logrado la captura de el director y el sub director de la policía de La Barca quienes resultaron con indicios de haber colaborado en la privación ilegal de la libertad de 13 personas que posteriormente fueron asesinadas y sus cuerpos encontrados en el Río Lerma.

VJCM