Joven pasa un día en prisión por no pagar soborno

Policías acusaron a José "N" de asaltar a un estudiante, quien no se presentó a declarar en la primera audiencia.
Camioneta de la policía municipal de Ecatepec quemada por vecinos
Camioneta de la policía municipal de Ecatepec quemada por vecinos (Lauro Galicia)

Ecatepec, Edoméx

José "N" fue detenido el pasado jueves 16 de octubre por policías municipales cuando circulaba a bordo de su bicicleta acusado de robo con una arma punzo cortante a un supuesto estudiante de la Rústica Xalostoc, por lo que fue llevado al Centro de Justicia de Priso, y trasladado el sábado al penal de Chiconautla.

El joven de 21 años relató que el día de su detención había bebido unas copas con unos amigos cerca del corredor  Vía Morelos,  y posteriormente se dirigió en su bicicleta a su casa, aproximadamente  las 18 horas.

Al circular por Avenida Nacional, vialidad que divide las colonias Rústica e Industrial Xalostoc, un par de patrulleros lo detuvieron con lujo de violencia y lo subieron a su patrulla, donde dejaron tirada la bicicleta.

Abordo de la patrulla le dijeron: "Ya te chingaste" por asaltante de estudiantes, y señalaron a su presunta víctima, quien venía sentado al lado de él, al tiempo que uno de los uniformados  le enseñaba una "punta" que le "sembraron".

Los agentes llevaron al detenido y a la parte "acusadora" al centro de justicia de Priso Xalostoc. Un joven de aproximadamente 25 años, quien en reiteradas ocasiones decía: "devuelve me el celular y la mochila que me quitaste y retiro los cargos”. José solo atinaba a decir que  cómo se los iba a devolver "si yo no le quite nada, es más !nunca lo había visto!".

Antes de pasarlo a la barandilla, los policías le pedían tres mil pesos a cada uno, pero "¿cómo? ¡Si yo no cometí ningún delito!", les decía José a sus aprehensores, quienes le respondían: "Si ese cabrón te reconoce plenamente" "¡Ya te chingaste!". Una vez frente al Ministerio Público, les reiteraba su inocencia,  y el servidor público le dijo;  "hay parte acusadora, pero si me consigues cinco mil pesos, yo veo cómo la libras". 

No tenía forma de conseguir el dinero "porque apenas gano para comer y mi familia, menos". Además se le hacía injusto pagar para que lo liberen de algo que no cometió.

Más tarde llegaron sus familiares al Ministerio Público, preocupados porque José no de presentaba en su domicilio, ahí fueron puestos al tanto del supuesto delito que cometió "Pepe". 

"Uno de mis hermanos reconoció a la persona que me estaba acusando, se trataba de un vendedor ambulante en camiones, y este también reconoció a mi familiar por lo que se puso nervioso, y comenzó a platicar con los policías que lo detuvieron.

El detenido fue llevado al penal de Chiconautla Doctor Sergio García Ramírez, la noche del sábado. "Ahí dormí y el domingo como a las 11 de la mañana  fue mi primera audiencia. El juez me preguntaba que ¿porqué estaba ahí?, sino no había ninguna parte acusadora ni otro elemento de prueba que comprobar el robo, de tal forma que ese mismo día me dejaron el libertad".